El Sistema Nacional de Identificación Individual de Ganado (SINIIGA) actualmente tiene registrado en el Padrón Ganadero Nacional un inventario de 36.2 millones de bovinos, de los cuales el 94 por ciento ya están identificados, informó Oswaldo Cházaro Montalvo, dirigente de la Confederación Nacional Ganadera.

Cházaro Montalvo explicó que el SINIIGA, sistema operado por la CNOG, es una herramienta necesaria y un eslabón importante de la trazabilidad para la competitividad del sector pecuario mexicano, a través del cual buscan oportunidades de mejora y posicionamiento entre los mejores sistemas a nivel mundial.

Oswaldo Chazaro Montalvo

Destacó que entre otras especies que ya cuentan con identificación se encuentran: más de 7.3 millones de ovinos que representa un 32 por ciento; 4.3 millones de caprinos con un 35 por ciento en su identificación, y 4.3 millones de colmenas con un avance de identificación del 44 por ciento.

Dijo que con la identificación del ganado, la CNOG contribuye e impulsa las acciones que lleva a cabo el gobierno mexicano para avanzar hacia un sistema de trazabilidad confiable, que permita cumplir con las reglas que exige el mercado internacional de la carne.
Señaló que con este sistema también se tienen inscritas en el Padrón Ganadero Nacional (PGN) un total de 1,420,489 Unidades de Producción Pecuaria (UPPs), de las cuales 1,066,875, tienen como actividad primaria la especie bovina.
Detalló que se cuenta con 41 Ventanillas Autorizadas del SINIIGA (VAS) distribuidas en todas las entidades federativas y 119 Ventanillas Locales (VAL) están ubicadas en zonas de mayor densidad ganadera, a fin de tener una cobertura amplia y suficiente para las necesidades de los productores.

Estas acciones de identificación, sumadas al crecimiento de la producción de carne, permitió a  nuestro país aumentar sus exportaciones de este alimento, las cuales el año pasado fueron de 140 mil toneladas y para este año se estima sean de 160 mil toneladas, con un valor de mil millones de dólares.
Señaló que con el SINIIGA, puesto en marcha por la SAGARPA, México lleva más de 12 años en la identificación de ganado, “el cual pasó de ser un proyecto a un sistema establecido en proceso de consolidación y es la base de la trazabilidad”.
Reiteró que con el SINIIGA se asigna a cada animal o colmena un número único e irrepetible a través de identificadores, que lo acompañan a lo largo de su vida y que permite conformar un Banco Central de Información (BCI).
La identificación del ganado permiten al productor aplicar nuevas tecnologías y herramientas, que coadyuvan al control sanitario del hato, mejoramiento genético y manejo reproductivo; también a acceder a los mercados nacionales e internacionales y los programas de apoyo federal y estatal.