Durante los últimos siete años -2010-2017,  la Comisión Federal para la Protección de Riesgos Sanitarios (COFERIS) otorgó más de siete mil registros de plaguicidas, es decir más de mil por año.

En términos económicos esto representó para la industria un crecimiento entre 2013 y 2016 del 28% con un valor en la producción de los plaguicidas que ascendió a los 14 mil 852 millones de pesos.

El crecimiento que ha registrado en los últimos años el sector agrícola nacional se ha dado a la par de la industria de los plaguicidas. Por ello el Comisionado Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios, Julio Sánchez y Tépoz, se reunió con integrantes del Consejo Directivo de Protección de Cultivos, Ciencia y Tecnología (PROCCYT).

Em la reunión Sánchez y Tépoz informó que la COFEPRIS trabaja en la próxima implementación de un esquema de Terceros Autorizados para el pre-dictamen de plaguicidas y nutrientes vegetales, con la que se espera que con la aplicación de esta nueva figura se agilicen los tiempos para la emisión de registros en beneficio de la industria formalmente establecida y se generen los  mecanismo de coordinación con los particulares para la reducción de la carga regulatoria.

En materia de combate a la ilegalidad, Sánchez y Tépoz, informó que durante el periodo 2014-2017 la COFEPRIS aseguró 69,352 toneladas y 235.1 mil litros de plaguicidas y nutrientes vegetales irregulares.La autoridad sanitaria realiza las labores de vigilancia de estas sustancias a través de tres ejes: formulación y fabricación; servicios urbanos de fumigación; así como la cadena de comercialización, siempre con el objetivo de proteger la salud de la población. Durante el 2017 se realizaron 207 verificaciones a establecimientos, 15 de los cuales fueron suspendidos por irregularidades.

Cabe recordar que una agrupación de 42 organizaciones civiles y académicos acusó al Gobierno de anteponer los intereses comerciales de las empresas que venden plaguicidas sobre la salud de los mexicanos. Por lo que exigieron su adhesión a una alianza global en contra de estos químicos.

En ese entonces el director de la Red de Acción en Plaguicidas y sus Alternativas en México (RAPAM) Fernando Bejarano González precisó que en México están agrupados más de 31 ingredientes activos que pueden causar cáncer.

Para el Gobierno, el sector agrícola en México ha cobrado una relevancia estratégica, ya que en 2016 alcanzó un valor de 459,000 millones de pesos (2.3% del PIB nacional). En años recientes se ha registrado un notable incremento en el nivel de exportaciones de varios productos del sector.

PROCCYT es la asociación líder representante de la industria de la ciencia de la protección de los cultivos en México. La agrupación es presidida por el Ingeniero José Antonio Tiburcio Blancas, quien reconoció el papel de la Secretaría de Salud del Gobierno de la República, a través de la COFEPRIS, para impulsar el desarrollo de la industria formalmente establecida.