A fin de reducir la importación del 40 por ciento de alimentos, la Comisión de Desarrollo Rural, presidida por el diputado Erandi Bermúdez Méndez (PAN), tiene como prioridad legislativa construir instrumentos legales que armonicen el marco jurídico e impulsen y consoliden el desarrollo sustentable del campo, que garantice la soberanía alimentaria.

La adquisición de alimentos del extranjero pasó del 10 por ciento en 1980 al 40 por ciento el año pasado, de acuerdo con la Encuesta Nacional Agropecuaria difundida por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), lo cual “refleja la escasa productividad y competitividad en el agro nacional”.

La Comisión de Desarrollo Rural impulsará un andamiaje normativo que fortalezca la agricultura familiar en beneficio de los que menos tienen, toda vez que en el país existen más de 4 millones de unidades productivas de este tipo que representa el 81.3 por ciento del total.Agricultura-Familiar-640x428

La Organización para la Agricultura y la Alimentación (FAO) reconoce este modo de producción como la principal solución para combatir el problema del hambre en el mundo.

Estos objetivos forman parte de la agenda legislativa del Programa Anual de Trabajo aprobado por los integrantes de dicha comisión, y su propósito es vincular a los sectores agropecuario, forestal, pesquero y ambiental, con legisladores locales, organizaciones campesinas, académicos, agrupaciones no gubernamentales y funcionarios del sector.

Se estableció como tema pendiente y deuda con los campesinos, la iniciativa de Almacenamiento Rural, que regule el acopio de productos agropecuarios y cabezas de ganado, para conservar su adecuada condición sanitaria y calidad que garanticen su valor comercial. “Esta propuesta atenderá un vacío existente en los servicios que tienen los productores agropecuarios”.

El Programa de Trabajo Anual destaca el consenso entre los legisladores como la fórmula básica para impulsar la actualización del marco jurídico que fomente el desarrollo rural integral, en particular en temas estratégicos, por lo que la labor parlamentaria se apoyará también en información que brinden los Centros de Estudios de la Cámara de Diputados, en particular los de Finanzas Públicas y de Desarrollo Rural y Soberanía Alimentaria.

La instancia legislativa avaló también crear seis subcomisiones de trabajo para agilizar el análisis y discusión de los asuntos turnados. Resalta la que evaluará el financiamiento, créditos, seguros agropecuarios e intermediarios financieros rurales que contribuyan a modernizar la agricultura nacional.

1619241_1123410177688414_2189194808085418731_n

Otra, dará seguimiento a programas que promueven la competitividad, fomento productivo, apoyos a la comercialización y tecnificación que impulsen el mercado agroalimentario nacional y sus partidas presupuestales.

Se diagnosticará el impacto de las actividades primarias al medio ambiente y desarrollo forestal, para revisar que la producción agrícola no sea un factor contaminante para la tierra cultivable, además de analizar la irresponsable depredación de los recursos.

Una subcomisión se encargará de valorar las reglas de operación para asegurar que los programas que promueven el desarrollo del agro cumplan efectivamente con las expectativas; una más, analizará el Programa Especial Concurrente en su vertiente social para combatir la pobreza y pobreza alimentaria.

Por último, se dará seguimiento a programas de infraestructura rural, se revisarán los recursos para promover la capacitación y fomentar la investigación agropecuaria, forestal y pesquera.

La Comisión de Desarrollo Rural realizará en 2016 diversos foros en los que participaran campesinos, especialistas y funcionarios para analizar el presupuesto del agro a nivel nacional y regional, y la factibilidad de diseñar un proyecto para almacenar los productos agropecuarios.