Ciudad de México, 28 de marzo.- El próximo miércoles 31 de marzo termina el periodo de veda para la pesca de mero en la zona del Golfo de México y mar Caribe, la cual abarca los estados de Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo, así como la Zona Económica Exclusiva (ZEE), reportó la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural.

​Se trata de un pescado semigraso, es decir, tiene seis gramos de grasa por cada cien gramos de porción comestible. Aporta proteínas y vitaminas del grupo B como B2, B3, B6, B9 y B12, magnesio, fósforo y potasio.

Conapesca, mencionó que “no hay restricciones adicionales a la pesca de esta especie, excepto las vigentes en Zonas de Refugio Pesquero”.

Recordó que en 2020, Tabasco cerró con una producción de 97,41 toneladas en peso vivo con un valor de 6.14 millones de pesos, mientras que Campeche registró 521,77 toneladas en peso vivo con valor de 27.31 millones de pesos.

Yucatán finalizó el año pasado, con una producción de 5,550 toneladas en peso vivo y valor de 335.74 millones de pesos y Quintana Roo, reportó 247.97 toneladas en peso vivo y 25.40 millones de pesos.

El total para estas cuatro entidades federativas de la zona del Golfo de México fue de 6,417.5 toneladas en peso vivo, detalló Conapesca.

En el resto de las entidades, Baja California Sur tuvo 721.67 toneladas en peso vivo; Veracruz, 1,405 toneladas; Tamaulipas, más de 100 toneladas; Chiapas, 97.05; Jalisco, 26.44, y Baja California, 16.76 toneladas.

Así como, Nayarit, Michoacán y Sonora con 15.83, 14.80 y 13.82 toneladas en peso vivo, respectivamente. Para Guerrero, la producción de mero cerró el año con 5.64 toneladas; Sinaloa, 1.28; Oaxaca, 0.71, y Colima 0.05 toneladas.

Estas características nutricionales hacen dl mero, excelente pescado para el consumo de las familias mexicanas, además de que ofrece alternativas para cocinarlo como brocheta o croquetas, frito, a la plancha, en filete, al horno e incluso en forma de pastel. (Redacción MEXICAMPO).