Ciudad de México a 01 de mayo del 2017.- El Movimiento Social por la Tierra (MST) denunció que el sábado 29 de abril, sujetos armados intentaron asesinar a su dirigente Yury Zareth Uribe Montero, cuando conducía regresaba a su domicilio, luego de haber participado en la Jornada Nacional de Movilización del Frente Auténtico del Campo

Los hechos se registraron alrededor de las dos de la mañana, a la altura de las comunidades Benito Juárez y Santa Ana Ahuahuepan, en el municipio de Tula de Allende del estado de Hidalgo, muy cerca de Pedro María Anaya en Tepetitlán donde reside la dirigente.

De acuerdo con un comunicado emitido por el MST, un grupo de desconocidos sé emparejó al  su auto y tras identificarla, la persiguieron tirando hasta en cuatro ocasiones balazos, mientras ella aceleraba, para darse a la fuga.

Uribe Montero ha librado, desde hace varios años, una dura batalla ambientalista contra las autoridades federales, estatales y municipales, al denunciar los graves daños que ha provocado a la población de la región, los  desechos residuales de la Ciudad de México que desembocan en una Presa.

La dirigente del MST pudo escapar y salió ilesa de este atentado, que por su gravedad “denunciamos en este momento” indicó la Comisión Ejecutiva del MST que preside Francisco Chew Plascencia.

Yuri Uribe es una destacada dirigente, que forma parte de su dirección nacional y que ha estado al frente de importantes tareas en la lucha ambiental y agraria.

“El atentado se da en el marco de nuestra movilización que pone en tela de juicio la política exterior de México en temas como el TLCAN, la migración y la agresión de la cancillería mexicana contra el gobierno bolivariano de Venezuela”.

El MST hace responsable al gobierno federal del Presidente Enrique Peña Nieto, y al gobernador del estado de Hidalgo, Omar Fayad Meneses de estos hechos, y les demandan otorgar garantías y medidas cautelares para su compañera.