DE NORTE A SUR

Guillermo Correa Bárcenas

[email protected]

 

  • El desaire de José Calzada Rovirosa y el TLCAN Agropecuario
  • Rounds de sombra

Ciudad de México 01 de agosto del 2017.- No hace mucho, en la primera semana de junio, que el flamante Coordinador General de Ganadería de la SAGARPA, Francisco José Gurría Treviño, fue captado en un video que subió de inmediato QUADRATÍN liándose a golpes con un humilde campesino que, a nombre de otros, había llegado hasta la oficina del funcionario para pedirle apoyo económico para sobrevivir con su actividad dedicada a la crianza de chivos. Cómo sucede en estos casos la respuesta fue un rotundo “no”, porque ya no hay presupuesto. De la petición, el chivero pasó al ruego sin inmutar al otro. Hasta que lo hartó y empezaron los insultos. El otro no se quedó atrás. Total, que el veterinario con maestrías en universidades de Estados Unidos retó al humilde visitante a “darnos en la madre”, pero fuera del edificio de la importante Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación. Fue cuando se les capturó en una calle aledaña convertida entonces en ring sin cuerdas, pero con público entusiasmado, que luego se desilusionó porque ambos nada más se la pasaron fintando en espera del primer puñetazo. Obvio que ese no es el trato que se merecen los pobres productores del país.

Francisco Gurria Treviño

Y se generaliza porque apenas la semana pasada el propio titular de la gigantesca secretaría, José Calzada Rovirosa, se encontraba presidiendo la reunión del Consejo Mexicano para el Desarrollo Rural Sustentable. Se encontraban dirigentes de casi todas las organizaciones importantes que tienen que ver con el campesinado. Cuentan algunos que eran puros aduladores que no cansaban de aplaudir al ex gobernador de Querétaro con ansias presidenciales. Cuando hablaba José Jacobo Femat, líder de la COCYP y representante de la CONORP en la reunión, principalmente sobre la demanda de sacar al campo mexicano de las negociaciones para modernizar el TLCAN agropecuario, el Secretario se levantó con el propósito de salir del elegante salón Rioja de conocido hotel situado cerca de las instalaciones de la SAGARPA que, por cierto, es de las que ha impuesto récord en materia de plantones y protestas por parte de famélicos campesinos provenientes de distintos estados de la República, incluso varias veces en una semana, a reclamar lo que siempre se les ha prometido. Los relatos dan cuenta de la arrogancia del Titular y de su desprecio a quien se había apoderado de la palabra sorprendiendo a todos, al grado de que sus compañeros de lucha, no todos, abucheaban al representante del Consejo Nacional de Organismo Rurales y Pesqueros, en muestra de la falta de unidad entre quienes se dicen defensores de las causas agraristas.

Lo que causó la huida del Secretario fue la lectura de un documento entregado al Senado de la República con relación a que el 16 de agosto próximo se inicia una ronda de encuentros en el marco de la actualización del Tratado de Libre Comercio de América del Norte entre Estados Unidos, México y Canadá. Según Femat, el Gobierno Federal no ha informado lo que la nación mexicana logró en 23 años del Acuerdo y que tampoco se ha consultado a todos los sectores respecto a si les fue bien o mal y mucho menos se les ha preguntado si desean mantenerse dentro del famoso TLCAN.

Sabemos, dijo, que se han reunido con grupos empresariales con quienes mantienen una estrecha comunicación pero con los productores y propietarios de la tierra en el campo, y en general con los ciudadanos de este país no se nos ha preguntado. Conforme avanzaba la lectura enrojecía el rostro de José Calzada Rovirosa, principalmente cuando en el texto se pide a los senadores se manifiesten por excluir el capítulo Agropecuario de la mesa de renegociación. Fue entonces que el Secretario ya no aguantó más y se fue sin escuchar la denuncia de que el Tratado jamás impactó positivamente en la economía de más del 80 por ciento de las familias rurales, como lo constatan –se afirma en el texto— los propios informes de las instituciones federales que manejan las estadísticas del empleo, migración, e ingreso económico, así como los centros de investigación pública y privada.

Un día después, el 28 de julio – Día de San Judas Tadeo, el de las causas imposibles— los Secretarios de Agricultura de México y Estados Unidos (George Sonny Perdue) reafirmaron su compromiso para apoyar una mayor integración de las cadenas regionales de oferta y demanda de productos agropecuarios, así como para fortalecer –así se encabeza en el comunicado de la SAGARPA— aún más el floreciente flujo comercial entre ambos países. El encuentro se había celebrado en el estado de Yucatán y por si no lo sabían los campesinos entre enero y mayo de 2017 el comercio agroalimentario entre México y Estados Unidos creció 4.6 por ciento en comparación con el mismo periodo de 2016; el aumento de las importaciones mexicanas fue del 5.2 por ciento y el de las exportaciones de 4.2 por ciento. Los funcionarios de ambos lados, divididos por un muro que se extiende, resaltaron el hecho  de que el intercambio bilateral alcanzó el año pasado un nuevo máximo histórico de 42 mil 700 millones de dólares, lo que representó un crecimiento de 5.1 por ciento en comparación con 2015.

Apenas el domingo 30 de julio, la SAGARPA comunicó que en el TLCAN el sector agroalimentario es un instrumento de progreso y de beneficio mutuo para productores y consumidores de los países socios y ejemplo de integración en la economía de la región. En esta ocasión se coincidió en fortalecer el acuerdo comercial para que las personas que se dedican a este sector productivo, destacó, ganen más y mejor.

El martes primero de agosto, o sea hoy, desde temprano los productores de maíz tenían contemplado manifestarse una vez más fuera de la SAGARPA: el motivo es que se les quiere pagar menos por la tonelada del grano y el subejercicio presupuestal que registra la “monstruosa” dependencia.

DESDE EL CENTRO

Las exportaciones a Japón representan mil cien millones de dólares anuales, México intensificará acciones para continuar con la venta de cárnicos de porcino y berries a la nación asiática. En marzo pasado, empresas guanajuatenses establecieron 33 enlaces comerciales con compradores japoneses, las ventas se estiman en 16.3 millones de dólares… Gerardo Noriega Altamirano, investigador de la Universidad Autónoma de Chapingo, alertó del deterioro que sufren los suelos agrícolas del país por el uso intensivo de fertilizantes y agroquímicos, lo que ha colocado a México por debajo del promedio mundial en la producción de maíz… Desde Cuernavaca partió la marcha que exige juicio político “al peor gobernador” de Morelos, Graco Ramírez. Los pueblos en resistencia se manifiestan en contra de la devastación ambiental y la destrucción del patrimonio cultural e histórico de los pueblos. Francisco Ortiz Martínez, vocero de los Frentes Unidos en Defensa de Tepoztlán, destacó que desde hace más de una década, en Morelos se gestan megaproyectos, presuntamente para el desarrollo de las regiones, sin consultar a los pueblos y comunidades…

[email protected]