Home » Agenda nacional » La contaminación ambiental causa infertilidad y esterilidad

La contaminación ambiental causa infertilidad y esterilidad

*En el caso de las mujeres incide en la infertilidad

El problema de la esterilidad y la infertilidad, tienen relación directa con la contaminación atmosférica que incide en el problema para hombres y mujeres, situación que ha aumentado en los últimos siete años.

Refieren Patricia Bizarro Nevares y Teresa Fortoul van der Goes, investigadoras de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Indican que en México, se han iniciado estudios que vinculan a la contaminación con problemas cardiovasculares y del sistema nervioso, pero en otras naciones, ya han indagado y descubierto que los hombres expuestos a la contaminación atmosférica de forma ocupacional o por ser residentes de urbes altamente contaminadas, sufren alteraciones, por ejemplo en la calidad del semen.

Conforme a la Organización Mundial de la Salud (OMS), se estima que una de cada cuatro parejas tiene problemas de fertilidad y en México el INEGI, calcula que hay 1.5 millones de parejas afectadas.

“No solo se reduce el número de espermatozoides que producen, sino que presentan malformaciones, tienen dos cabezas, dos flagelos, no se mueven de manera normal o están inmóviles”, señala Bizarro Nevares.

“Por ejemplo, en Italia, las investigaciones con trabajadores de casetas de peaje, expuestos al humo de vehículos de manera constante al menos durante siete horas, detectaron una disminución en la concentración de espermatozoides con menor movilidad (29.6 por ciento), menor porcentaje de espermatozoides con forma normal (17.2 por ciento), y con daño en el material genético en comparación con los varones que laboraban en oficinas”.

Del mismo modo, en Turquía los hombres con al menos cinco años laborando en casetas de peaje mostraron alteraciones en comparación con los que no están expuestos continuamente al humo de vehículos (44.6  contra 70.8 millones de espermatozoides por milímetro de semen), menor movilidad (38.2 por ciento contra 52.2), y más espermatozoides con alteraciones morfológicas.

En los hombres la situación, se puede deber a alteraciones anatómicas, enfermedades de origen genético, trastornos hormonales, procesos infecciosos, adicciones (drogas, alcohol, tabaco), y exposición a sustancias tóxicas, tanto en forma laboral como a través de la contaminación atmosférica. 

EN EL CASO DE LAS MUJERES

Teresa Fortoul, indicó que las causas de infertilidad son múltiples y variadas, en mujeres la endometriosis, alteraciones hormonales, en las tubas uterinas, retraso en la edad de concepción e infecciones, entre otras.

Un problema importante son las partículas suspendidas ultrafinas, que alcanzan el torrente sanguíneo a través de las vías respiratorias, ”son una madeja de compuestos tóxicos, hay hidrocarburos y metales, además de la exposición al ozono, los óxidos de nitrógeno y azufre”, apunta Bizarro Nevares.

Dichas investigadoras, escribieron junto con sus colegas Nayelly Anglaé Meléndez García y Marcela Rojas Lemus, del departamento de Biología Celular y Tisular de la FM, el capítulo Contaminación atmosférica y alteraciones en la reproducción del libro “Efectos de la contaminación atmosférica en la salud”, en el que incluyen datos del Primer Censo del Mercado de Infertilidad en México, que apuntan que este problema ha ido en aumento en los últimos siete años.

Conforme a la encuesta realizada en 31 clínicas de fertilidad de 12 estados de la República, en 32 por ciento de los casos, la infertilidad es por el factor femenino y en el 31 por ciento por el masculino, y en el 25 por ciento en ambos.

Las especialistas, indican que para hacer frente a la situación, es necesario que la población sea consciente de que es parte del problema y procure no quemar ni tirar basura, y que su vehículo contamine menos.

Además, debe ser responsables de su autocuidado para detectar afectaciones, y que las personas no acuden a los servicios de salud para su atención y que prefieren los remedios caseros.

Insisten finalmente, que debe existir más educación para la salud, para los niños desde quinto o sexto grado de primeria deben tener información sobre los cambios en su cuerpo, así como de la contaminación y que cuando decidan iniciar su vida sexual o si tienen un problema de concepción, sabrán qué hacer y a dónde acudir para solicitar ayuda. (Redacción MEXICAMPO)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*

Ir a la barra de herramientas