13 junio, 2024

Ciudad de México a 01 de junio del 2016.- En el marco del Día Mundial de la Leche y ante una de las crisis más severas que enfrenta el sector lácteo en México, pequeños productores lecheros del estado de  Chihuahua,  tomaron las instalaciones de  Liconsa, ante la falta de pagos y atención del gobierno federal a su demanda de compra de leche y la poca  transparencia con la que la paraestatal ha manejado los recursos destinados a esta entidad del norte del país.

Andrés Valles Valles, presidente del Grupo Lactedel  señaló que la protesta es una demostración de desesperación y angustia que están viviendo los productores, ante los oídos sordos del director de la paraestatal Héctor Pablo Ramírez Puga, quién hace apenas  unas semanas se había comprometido a dar solución a los excedentes de leche y  los pagos retrasados

“Hasta el momento a los productores de los 12 centros de acopio que existen en el estado,  nos adeudan las semanas 14, 23 y 23ª y  que suman aproximadamente 44 millones de pesos, situación que se ha ido agravando por los más de ocho mil litros diarios de excedentes que se nos quedan porque las pipas de la paraestatal sólo tienen capacidad para 37 mil litros”, enfátizo.

Valles Valles señalo que esta crisis se agravará aún más con el anunció que hace unos días les hiciera el delegado de Liconsa en la entidad Pedro Chavéz, de que terminando las elecciones,  Liconsa les dejaría de comprar su producción porque no cuenta con los recursos suficientes.

Por ello y ante este anunció, decidieron pedir la intervención del gobernador del estado, Cesar Duarte, quien en respuesta les dijo: «este no es un problema estatal y yo no puedo hacer ya nada porque en breve dejaré la gubernatura». Ante ello los productores decidieron tirar en protesta una parte de sus excedentes a las afueras del Palacio de Gobierno.

 

Sin embargo recordó que LICONSA hace unas semanas compró cinco millones de litros de leche al poderoso grupo LALA con recursos asignados a los productores del Estado de Chihuahua,  ca ntidad que representan aproximadamente unos 300 millones de pesos.

En entrevista con Mexicampo,  el dirigente lechero consideró  que el recorte del presupuesto de 1200 millones de pesos que ya les habían asignado,  para favorecer a los grandes industriales de leche sumirá a los productores en una situación de caos y malestar social.

Comentó que hasta hoy Liconsa les ha retrasado los pagos de la leche y los que salen apenas cubren la mitad del adeudo, pipas descompuestas, que simplemente no llegan a los centros de acopio,  y la planta de secado ubicada en el municipio de Rubio descompuesta.

“Los productores de leche nos vamos a manifestar, queremos que nos den certidumbre porque además este programa fue creado para dar certidumbre a los productores del sector social”, anotó.

Informó que situación similar  viven los nueve centros de acopio restantes que existen en el estado, donde en promedio su producción es de alrededor de 45 mil litros diarios por 7 días multiplicarlo. .

“Tenemos un excedente de 210 mil litros de leche que no nos han recogido y día a día la se nos ha ido acumulando y hoy estamos saturados, es por ello que no entendemos como de nuestro presupuesto deciden comprarle leche al Grupo Lala cuando saben que nosotros los pequeños productores no tenemos capacidad para acopiarla”, remató.

Destacó que aunque Chihuahua es el cuarto proveedor de leche a nivel nacional y el segundo que abastece a LICONSA, los productores nacionales tienen que competir con los exportadores de leche en polvo sin que la Secretaría de Economía haga  nada por bajar los montos de importación, por el contrario sostuvo con la reciente firma del  Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP) por sus siglas en inglés) firmado en febrero pasado esta competencia desleal acabará por desaparecer al sector lácteo nacional.

Las pérdidas económicas en los últimos tiempos  han sido cuantiosas, ya que recientemente tuvieron que tirar aproximadamente 10 mil litros de leche, porque no encontraron mercado donde comercializarla y el año pasado se  tiraron 350 mil litros, lo que se traduce en una pérdida de 52 millones de pesos entre los 12 mil productores distribuidos en el Estado de Chihuahua.

About The Author