Home » Agricultura » México país donde se comen más alimentos ultraprocesados

México país donde se comen más alimentos ultraprocesados

Ciudad de México, 25 de noviembre de 2019. El consumo de alimentos ultraprocesados en México ha aumentado de manera importante hasta sumar 581 gramos al día por persona, lo que representa casi el 30% del consumo calórico de la población, según el más reciente informe de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el Panorama de la Seguridad Alimentaria y Nutricional en América Latina y el Caribe 2019, presentado durante el Foro.

Lina Pohl, Representante de la FAO en México destacó que se tiene un doble trabajo que hacer en materia de alimentación a nivel mundial, ya que mientras el hambre y la inseguridad alimentaria aumenta, también lo está haciendo el sobrepeso y la obesidad.

“Por cada persona que sufre hambre en América Latina, más de seis padecen sobrepeso u obesidad. Necesitamos hacer más accesibles y asequibles los alimentos sanos y nutritivos, incluyendo a las y los pequeños productores con acceso a mercados directos con consumidores y cambiar nuestros patrones de consumo”, manifestó la Funcionaria Internacional.

Juan Rivera Dommarco, Director del Instituto Nacional de Salud Pública, recordó que el costo de salud de las enfermedades asociadas al sobrepeso y la obesidad, como diabetes, del corazón y algunos tipos de cáncer, representa ya cerca del 5% del Producto Interno Bruto del país.

“Por tanto, es necesario convertir nuestro sistema alimentario saludable, que permita la sostenibilidad ambiental del planeta y contribuya a la equidad social”, expuso Rivera Dommarco.

Eugenio Díaz Bonilla, Director del Instituto Internacional de Investigación sobre Políticas Alimentarias (IFPRI), resaltó el trabajo conjunto con FAO sobre sistemas alimentarios en relación con nutrición con énfasis con sobrepeso y obesidad.

“Los sistemas alimentarios tienen relación con una enormidad de temas, tiene relación con el empleo, la salud y el medio ambiente. En términos de salud se habla de una triple carga de desnutrición: hambre, hambre oculta y sobrepeso y obesidad”, afirmó Díaz Bonilla.

Durante la mañana de este día, expertas y expertos de la academia, sociedad civil e instituciones gubernamentales, identificaron áreas de intervención prioritarias, así como los arreglos institucionales adecuados, sobre los que se deben trabajar para reducir la inseguridad alimentaria, la malnutrición y garantizar el pleno derecho a la alimentación, armonizando los intereses de todos los actores del sistema alimentario.

Ir a la barra de herramientas