Ciudad de México, 18 de julio.- Para proteger a la vaquita marina en su hábitat, la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural, a través de la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (Conapesca), definió nuevos indicadores, factores detonantes y acciones para la verificación, vigilancia y supervisión de actividades de pesca de embarcaciones menores y mayores en el norte del Golfo de California.

​La Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural, a través de Conapesca, en coordinación con las secretarías de Medio Ambiente y Recursos Naturales y de Marina, aplican acciones de sustentabilidad en las distintas pesquerías para la preservación de esta especie endémica y el combate al tráfico ilegal de totoaba.

La dependencia federal publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF). el acuerdo por el que se establecen los indicadores, factores detonantes y acciones predeterminadas, para regular artes, sistemas, métodos, técnicas y horarios para la realización de actividades de pesca con embarcaciones menores y mayores en zonas marinas mexicanas en el norte del Golfo de California y se establecen sitios de desembarque, así como el uso de sistemas de monitoreo de los navíos, dado a conocer el 24 de septiembre de 2020.

El acuerdo subraya la importancia de respetar la Zona Cero en el Alto Golfo de California, con la aplicación de medidas de control -ante la navegación de embarcaciones no autorizadas o acciones de recuperación de redes-, que comprenden el cierre parcial o total a las pesquerías hasta por un mes en la Zona de Refugio de la Vaquita.

El documento, que entró en vigor el pasado fin de semana tras su publicación en el DOF, busca apoyar las acciones para conservar y proteger en la Zona Cero a las especies y poblaciones en riesgo, entre las que se encuentran la vaquita marina y la totoaba, así como su entorno natural.

Los posibles cierres serán determinados por las secretarías de Agricultura y la del Medio Ambiente y Recursos Naturales, en coadyuvancia con la Secretaría de Marina, en el marco de sus facultades y atribuciones, considerando los indicadores señalados en el Acuerdo.

Los cierres de áreas o zonas de pesca podrán tener una duración desde una semana en un perímetro de tres millas náuticas alrededor de la Zona Cero hasta un mes en la totalidad del Área de Refugio, dependiendo del nivel de incidencia de embarcaciones detectadas y de la recuperación de redes.

La dependencia federal indicó que lo anterior, es resultado de los acuerdos internacionales de sustentabilidad, respeto a la biodiversidad, medio ambiente, buenas prácticas pesqueras y comparabilidad de artes de pesca con otros países, de los cuales se da seguimiento en las mesas de trabajo del Grupo Intergubernamental para la Sustentabilidad del Alto Golfo de California.

En este grupo participan Agricultura, a través de la Conapesca y el Instituto Nacional de Pesca y Acuacultura (Inapesca); la Semarnat mediante la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) y la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), y Marina, así como productores e instituciones educativas y de investigación.

Las acciones establecidas detallan el monitoreo de resultados, patrullaje de vigilancia marítima las 24 horas durante todo el año -auxiliándose de radares de superficie, patrullaje de vigilancia aérea y por medios satelitales, vehículos aéreos no tripulados, patrullas de vigilancia terrestre y establecimiento de puestos de control-, y acciones de recuperación de redes de enmalle ilegales, pérdidas o abandonadas en la zona. (Redacción MEXICAMPO).