• La denuncia ciudadaa es fundamental para detener y castigar este delito

Ciudad de México a 21 de mayo de 2019.- La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), en lo que va del año, ha asegurado cerca de 11 mil especies de vida silvestre, de los cuales 109 son ejemplares de flora y 28 de fauna, algunos en categoría de riesgo, de acuerdo con la NOM 059.

Para combatir el tráfico ilegal de vida silvestre, la Profepa realiza operativos de inspección y vigilancia en todos los eslabones de la cadena desde la extracción, transporte, acopio y comercialización, todo ello en coordinación con diferentes instituciones como la Procuraduría General de la República, Policía Federal, Policía Federal Ministerial, además de policías estatales y municipales.

Este año ha desplegado más de 84 operativos solo para tráfico ilegal de especies en distintos puntos del país y mantiene vigilancia constante en al menos 93 Áreas Naturales Protegidas. También ha efectuado 1,687 inspecciones y verificaciones, así como 192 operativos de inspección y vigilancia en materia de recursos naturales.

Cabe destacar que entre los meses de marzo y abril, el organismo dependiente de la Semarnat, en coordinación con la Policía Federal, decomisó 526 loros valorizados en 10 mil dólares, en un filtro de revisión instalado en la caseta de Chalco

Una de los recursos fundamentales ha sido la denuncia ciudadana, que ha permitido a esta instancia federal rescatar y liberar en su hábitat ejemplares de distintas especies entre aves, reptiles y mamíferos como el zorro gris, aguililla cola roja, mono aullador, iguana verde y lechuza de campanario, entre otros.

Por otra parte, México forma parte de los cinco países megadiversos del mundo. Posee entre el 10 y 12% de las especies biológicas del planeta, ocupa el primer lugar en reptiles, segundo en mamíferos, tercero en plantas, cuarto en anfibios y décimo en aves. Alrededor del 50% de las plantas son endémicas, y una proporción similar la tenemos en reptiles y anfibios.

Sin embargo, estas peculiaridades han hecho atractivo al territorio nacional para el comercio ilícito de vida silvestre, por lo que la Profepa mantiene una estrecha colaboración a nivel internacional y trabaja activamente en las operaciones organizadas por la Interpol y la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES).

ALGUNAS DE LAS ESPECIES MÁS TRAFICADAS:

  • Monos: mono araña, mono aullador y mono aullador negro.
  • Felinos: jaguar, ocelote, tigrillo, jaguarundi, puma y gato montés.
  • Psitácidos: 22 especies, entre ellas la guacamaya roja, guacamaya verde, loro cabeza amarilla, entre otros
  • Reptiles: 443 especies, como las lagartijas arborícolas, iguanas, tortugas casquito, cocodrilos, lagartija turipaches, monstruo de gila, serpientes de cascabel, entre otros.
  • Aves rapaces: águila real, halcón de Harris, halcón cola roja, gavilán tirano.
  • Peces de agua dulce: del género Cyrpinodon o cachorritos.
  • Especies marinas: pez totoaba, pepino de mar, caballito de mar, corales, pez clarión.
  • Plantas: orquídeas, peyote, palmas, sotol, biznaga barril.
  • Maderas: dalbergias (granadillo, palo de rosa, cocobolo), cedro y pino.