Ciudad de México, 6 de abril.- Para que los pueblos originarios puedan hacer frente a las consecuencias derivadas de la pandemia por el Covid-19, el Senado de la República llamó a crear un programa emergente de apoyo a textileras indígenas.

“Las familias mexicanas han padecido un impacto profundo en su economía por la emergencia sanitaria, sobre todo, las que pertenecen a comunidades indígenas, para quienes la venta de artesanías significa su principal fuente de ingresos”.

“Se trata de un sector estratégico, porque estos productos tienen reconocimiento internacional por su calidad y valor cultural, lo que ha permitido que México se ubique entre los primeros lugares en la exportación de artesanías a nivel mundial. Sólo en 2018, este sector exportó un equivalente a 10,122 millones de dólares”.

Sin embargo, “no todas las comunidades tienen infraestructura o plataformas tecnológicas para ofrecer sus creaciones o abrir mercados en el extranjero”.

Por tal motivo, el Senado exhortó a la Secretaría de Economía para que, a través del Programa Nacional de Financiamiento al Microempresario y en coordinación con el Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas, analicen la viabilidad a apoyar a los textileros indígenas para que puedan generar ingresos suficientes y enfrentar la emergencia.

“Es necesario potencializar su desarrollo económico y al mismo tiempo respetar su cosmovisión e identidad”, así como proteger sus diseños, métodos y tradiciones, puntualizó este órgano legislativo en un dictamen que aprobó en sesión del pasado periodo ordinario. (Redacción MEXICAMPO).