Expertos en producción y organización rural, recomendaron invertir con urgencia en el mejoramiento de la calidad de vida de las familias campesinas, con medidas inmediatas que permitan en el corto plazo el incremento de la productividad y de los ingresos económicos de las comunidades rurales más pobres.

En el marco del VII Seminario Internacional de la Red Científica en Sistemas Agroalimentarios Localizados (REDSIAL)-México, al que acudieron más de 100 participantes, señalaron también la necesidad de avanzar en un modelo de gobernanza con un nuevo enfoque de gestión pública y social.

Gloria Abraham, representante del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) en México, advirtió que ante los desafíos de alimentar a una creciente población mundial, es indispensable tener una visión renovada para transitar hacia modelos de desarrollo que mejoren la articulación entre productores y los territorios rurales.

Compartieron la visión de impulsar un desarrollo rural sostenible e incluyente, para contribuir al logro de la seguridad alimentaria, la erradicación de la pobreza y la mejora de las condiciones de vida en el medio rural.

La red está conformada por  investigadores de la Universidad Autónoma del Estado de México, la Universidad Autónoma de Chapingo, el Colegio de Posgraduados, Campus Montecillo; la Universidad Nacional Autónoma de México, el Instituto de Investigaciones Económicas, el Instituto Politécnico Nacional, el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo, Unidad Hermosillo, y el IICA.

Los expertos destacaron la necesaria y efectiva vinculación de la academia con los agentes de desarrollo social en reconocimiento de la importancia de la acción colectiva, la construcción de alternativas de bienestar y sustentabilidad en el desarrollo de los territorios.

Antonio Riveros y Francois Boucher , especialistas del IICA, señalaron que los Sistemas Agroalimentarios Localizados (SIAL), permiten estrategias para la promoción y venta de los productos y servicios del territorio.

Sin embargo, agregaron que los llamados Circuitos Cortos de Comercialización, son la primera etapa de una estrategia que se puede usar en procesos de activación de los territorios.

Por su parte, Juan Antonio Reyes, especialista en agroindustrias rurales, mencionó que el acceso a los mercados es un punto crítico de los procesos de activación de los recursos territoriales.

Finalmente, indicaron que una nueva visión –y teoría– de la gestión y el desarrollo territorial incluye herramientas metodológicas; el empoderamiento de los actores como agentes de su propio desarrollo; la valorización del anclaje y la identidad territorial, y la atención de temas emergentes como: seguridad alimentaria, bienestar rural y lucha contra la pobreza.