*Guillermo Correa Bárcenas

La madrugada del 10 de diciembre pasado murió Rafael Tovar y de Teresa, secretario de Cultura Federal y, con seguridad, el funcionario mejor calificado del gabinete. La mayoría lamenta su ausencia. Prueba de ellos son los tres homenajes nacionales que en distintos recintos se le han brindado. El presidente de la República no deja de referirse a su gran desempeño, como sucedió apenas ayer en la entrega de los Premios de Ciencia. En fin, durante los homenajes siempre hay declaraciones de toda la clase gobernante en reconocimiento a su brillante desempeño.

Pero ¿y la cultura? ¿Acaso no se le ha dado casi el tiro de gracia con el recorte presupuestal que regirá en el año que está por iniciar? Lo cierto es que los diputados aprobaron una reducción de 35 % en comparación a lo otorgado en 2016, lo que significa que deberá operar con apenas 3 mil 593 millones de pesos, es decir, mil 926 millones de pesos menos, ya que para el actual ejercicio se otorgó a esta área del conocimiento, de la sabiduría y civilización que merecemos los mexicanos, la cantidad de cinco mil 343 millones de pesos. Insuficientes, desde luego, y sin embargo con ellos Rafael Tovar y de Teresa entregó grandes resultados que se pueden comprobar con las obras de teatro, muchas gratuitas, dirigidas a la población infantil, una actividad  cinematográfica sin precedente en los últimos 30 años, una televisión cultural que brinda mejores momentos que la comercial, museos y bibliotecas con gran actividad.

Recordemos que, en términos estrictos, cultura es todo, porque incluye, según su definición, el conocimiento, el arte, las creencias, la ley, la moral, las costumbres y todos los hábitos y habilidades adquiridas por el hombre no sólo en la familia, sino también al ser parte de una sociedad. En hacer que este concepto fuera siempre mejor en el país dedicó su vida Rafael Tovar y de Teresa. No hace mucho el propio Enrique Peña Nieto manifestó que para combatir a la corrupción se debe partir de reconocer que es un asunto de orden cultural y llamó a fortalecer la cultura ética de la sociedad mexicana, a fortalecer las instituciones. Desgraciadamente, como se ve con el presupuesto, se hace lo contrario.

En términos generales, no específicamente de la secretaría en cuestión, el presupuesto para la cultura en 2017 es de 12 mil 428 millones de pesos, lo que significa 21.1 %  menos de los 15 mil 254 millones de pesos de este año. Poco lo resentirá el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) aunque sí demasiados organismos, como el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INHA), el Canal 22, el Instituto Nacional de Lenguas Indígenas, el sistema Educal, los Estudios Churubusco y, entre muchos organismos más, el Instituto Nacional de Cinematografía. En este sentido se sabe que el Fondo de Cultura Económica cerrará cuatro librerías, entre ellas, las conocidas con el nombre de los escritores Alí Chumacero y Salvador Elizondo que se encuentran en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México. Igual suerte correrán las ubicadas en Brasil y Venezuela. Aunque sus directivos argumenten otras razones, la determinación obedece a que el FCE sufrirá una reducción de 150 millones de pesos, o sea el 17 %, en el presupuesto entrante.

Para entender con mayor claridad la situación hay que recurrir a lo dicho por el mismo presidente de la Comisión de Cultura en San Lázaro, el panista Santiago Taboada Cortina: “Es un recorte alarmante, de horror. La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) no es lo suficientemente sensible, porque no hay mejor programa social para prevenir que fortalecer los apoyos a la cultura…” Hay que señalar que se quedan marginados del presupuesto los institutos estatales de cultura, los apoyos a festivales en municipios y otros que en los documentos aparecen con cero.

Lo peor, dicen los afectados, es que con la creación de la Secretaría de Cultura en 2015 se abrieron esperanzas de que otro sería el futuro, que se iban a impulsar todos los proyectos y que, como lo pide la Organización de las Naciones Unidas (ONU), las actividades culturales habrían de ser de las dinámicas de la economía, ya que la producción artística y cultural de una nación es necesaria y valiosa por los múltiples beneficios que genera para su desarrollo, identidad y soberanía.

No fue así y no se cansan de lanzar la voz de alerta en demanda de que haya alguna reconsideración que se presume imposible. Porque como lo ha hecho saber la Academia de Ciencias y Artes Cinematográficas, una vez más se repite la política de recortes en la áreas fundamentales de México, como son la ciencia, los derechos humanos, la educación y la cultura; y, en sentido contrario se privilegian los gastos superfluos como la publicidad presidencial, y se impulsa la militarización del país, amén de favorecer los salarios de ciertos funcionarios públicos.

En efecto, lamentamos la muerte de Rafael Tovar y de Teresa y además el futuro de agonía que espera a la cultura en México.

DESDE EL CENTRO

Pasada la euforia que desató la Expo Alimentaria promovida por el secretario José Calzada Rovirosa con todo y guacamoliza, la SAGARPA volvió a su acostumbrado acontecer y, como sucede con frecuencia, otra vez tuvo plantón-protesta de productores en sus instalaciones del sur de la ciudad, hasta donde llegaron los integrantes del Frente Auténtico del Campo en demanda de que las autoridades cumplan sus compromisos… Por cierto, recién cumplió unas semanas Juan Alberto Sánchez Cervantes como gerente de Comercialización del Club Deportivo Familiar CENSODEP y ya empezó a hacer negocios con la recaudación de fondos para una campaña fantasma. El directivo del deportivo de la SAGARPA se ha dedicado a suspender, sin justificación legal alguna, el acceso a decenas de usuarios (que pagan con regularidad sus mensualidades) con el argumento de “actualizar” cuotas. Además, integrantes de su equipo de trabajo justifican la acción con el argumento de que “el gerente tiene que armar una bolsa de recursos para el 2018”, según reportan usuarios del Deportivo. Se abrió el registro de precandidatos a la gubernatura de Nayarit que desde hace años busca por el PRI el senador y líder de la CNC, Manuel Cota Jiménez… Una corriente peligrosa está cobrando fuerza en el mundo en la que la noción de respeto a los derechos humanos está bajo ataque, advirtió el Alto Comisionado de la ONU, Seid Ra’ad Al Hussein, quien se refirió a los movimientos populistas que invocan el nacionalismo para justificar las políticas racistas… Héctor Pedraza junto con indígenas militantes priistas demandaron a la dirigencia de este instituto que encabeza Enrique Ochoa Reza cumpla con lo establecido en los estatutos, artículo 57, y haga lo consecuente para que no siga acéfala la Secretaría de Acción Indígena del PRI, pues carece de titular desde abril pasado.

  • Reportero de radio y medios impresos, fundador de la revista Proceso, asesor de organizaciones indígenas y campesinas, colaborador de agencias  de noticias y portales de internet.

[email protected]