Zacatecas, Zacatecas. (Agencia Informativa Conacyt).- Un numeroso equipo de especialistas del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) trabaja en el estudio y rescate de dos sitios arqueológicos ubicados en el sur del estado de Zacatecas: uno de ellos corresponde a la zona del Cerro del Teúl de González Ortega, situado en el municipio homónimo, y el otro al Cerro de las Ventanas, en el municipio de Juchipila, Zacatecas.piramides-1

En entrevista con la Agencia Informativa Conacyt, la arqueóloga Laura Solar Valverde, corresponsable de ambos proyectos —del Cerro del Teúl desde 2008 y del Cerro de las Ventanas, desde 2014— refirió que trabaja en coordinación con los arqueólogos Peter Jiménez y Luis Martínez. Ambos proyectos corren a cargo de la delegación estatal del INAH Zacatecas.

“Estamos estudiando las dos zonas arqueológicas con el fin de indagar en su historia y brindar información al público mediante centros de atención. Nos interesa divulgar ambos lugares porque se encuentran en la misma situación: son conocidas por los especialistas y habitantes de sus comunidades, pero muchas otras personas, incluso del estado zacatecano, las desconocen”, describió.

Solar Valverde comentó que para abrir una zona arqueológica al público se requieren adecuaciones para constituir y comunicar la información al visitante y aunque tradicionalmente se utilizan medios impresos, el equipo involucrado en estos proyectos toma la tecnología como una herramienta fundamental en el objetivo final, para que el público, además de informarse, tenga una interacción digital con el sitio con el uso de dispositivos móviles.

Intervenciones en el Cerro de las Ventanas

La arqueóloga Laura Solar Valverde expuso que las intervenciones en este sitio estuvieron orientadas a trabajos de superficie y a excavaciones de unidades discretas, orientadas a recuperar materiales que sirvieran como apoyo a los investigadores para entender la secuencia de ocupación del sitio.

Fue en 2011 cuando los involucrados en el proyecto amplificaron las excavaciones. A partir de 2014 se inició el proyecto integral de investigación y conservación del Cerro de las Ventanas, enfocado en el registro preciso de arquitectura y otros monumentos mediante el uso de herramientas como la estación total y fotografía aérea con drones. El equipo involucrado también ha emprendido excavaciones extensivas y la restauración de algunos municipios.

En los últimos dos años, los involucrados han logrado la regularización de la tenencia de tierra que albergará el centro de atención al visitante, infraestructura básica para la operación de la futura zona arqueológica.

El vestigio emblemático del sitio corresponde a una covacha natural en la peña más alta del Cerro de las Ventanas. “En esta covacha, el equipo adaptó una fachada arquitectónica de piedra unida con lodo y recubrimientos de cal. Los tres orificios que tiene el muro dan la idea de ser ventanas, por eso se le conoce de ese modo entre la población. En 2015 este vestigio se fechó por radiocarbono, ubicando la construcción en el siglo VIII de nuestra era, lo que significa que tiene más de mil 300 años”, resaltó.
Solar Valverde agregó que hasta el momento no se ha emprendido la restauración de esta covacha, puesto que es un vestigio delicado y debido a su tiempo de creación, actualmente tiene un avanzado deterioro debido a su antigüedad, pero principalmente a que durante décadas ha sido severamente dañado por el hombre; sin embargo, el equipo de especialistas busca la manera de embestir este problema de composición, antes de considerar su exhibición.

Intervenciones en el Cerro del Teúlpiramides

En el caso del Cerro del Teúl, el arqueólogo Enrique García recibió la encomienda del arqueólogo Peter Jiménez de intervenir en el sitio y desarrollar un nuevo proyecto en 2006. Por su parte, el arqueólogo Enrique García informó que esta primera etapa correspondió a trabajos de investigación histórica, prospección y topografía en el referido sitio arqueológico.

“Este sitio es una referencia histórica fundamental. En las fuentes históricas del estado de Zacatecas en el siglo XVI y XVII, este sitio es muy mencionado, pues fue encontrado por las huestes de Nuño de Guzmán en 1530. Fue de los primeros asentamientos importantes en la Conquista, para explorar Zacatecas e ir tierra adentro hacia lo que hoy es el centro del estado”, narró.

En 2008, el equipo encabezado por Peter Jiménez y Laura Solar comenzó con los trabajos de investigación, excavación y restauración, que hasta el momento continúan. Un numeroso equipo de personas de la localidad fue capacitado por parte de los arqueólogos para manejar las técnicas y metodologías especializadas correspondientes al rescate y conservación del patrimonio.

Recursos humanos involucrados en el proyecto

“Nosotros tenemos la convicción de que es mejor invertir en el recurso humano de las localidades y además aportarles elementos de capacitación. Los teulenses nos han apoyado a sacar adelante el proyecto en ambos sitios; es gente sumamente comprometida con su tierra originaria, trabajan con seriedad y profesionalismo”, expuso Laura Solar.

La arqueóloga especificó que el trabajo realizado consiste en investigación arqueológica, restauración, topografía, registro con métodos especializados como la fotogrametría con estación total; también participan especialistas como antropólogos físicos, geofísicos y geólogos en el estudio de las evidencias recuperadas en el sitio, así como un equipo que trabaja en la programación de software y diseño multimedia para la divulgación de esa información entre el público.

Exavacion de restos humanos Cerro del Teul Cortesia de INAH0916“Es todo un trabajo involucrado con el registro preciso y procesamiento de los materiales recuperados en campo y que eventualmente serán analizados en la siguiente etapa. Los proyectos de arqueología involucran diferentes aproximaciones a los vestigios culturales y para el registro de la información de lo que todavía permanece o se conserva en los sitios”, refirió.

Impulso de centros de atención turística

La arqueóloga Laura Solar Valverde mencionó que en el Cerro de las Ventanas, el centro de atención al visitante ya está construido; mientras que en el Cerro del Teúl aún está en proceso de diseño, pues corresponde a una infraestructura más compleja propuesta por los involucrados en el proyecto.

“El objetivo de estas infraestructuras es que las personas que acuden cuenten con servicios básicos, como sanitarios, guardarropa, a la vez de que se les informe de manera introductoria la arqueología regional y los aspectos más importantes del sitio que visitan”, exteriorizó.

Solar Valverde destacó que la trascendencia de la arqueología de esta región es que pone de manifiesto que los antiguos habitantes del sur de Zacatecas alcanzaron un alto nivel de desarrollo, adoptaron el modo de vida agrícola mesoamericano desde los albores de nuestra era y evolucionaron en sociedades complejas que lograron la construcción de centros ceremoniales monumentales, mismos que estuvieron en funcionamiento durante varios siglos; en el caso del Cerro del Teúl estuvo ocupado hasta el momento de la Conquista.

“En realidad, el norte de México es también un mosaico de culturas que en distintas épocas alcanzaron diferentes niveles de desarrollo, como en otras regiones del México antiguo”, expresó.

Tecnología y arqueología a favor del visitante

El ingeniero en sistemas computacionales Miguel Ángel Maciel de la Rosa ha participado en el proyecto de rescate de ambas zonas en el trabajo de campo y como responsable del diseño y programación de una aplicación de realidad aumentada para diversificar la señalética de las zonas arqueológicas a partir del uso de dispositivos móviles. Para ello, ha recopilado datos de investigación y registro de campo, principalmente por medio de estación total y fotogrametría, con su respectiva sistematización y edición digital.

“Como parte del equipo de difusión del proyecto, he participado en la reconstrucción y animación virtual de fauna fósil y un recorrido virtual por el interior de una tumba prehispánica, así como el modelado digital de piezas arqueológicas. Esta es una alternativa que se plantea desde el ámbito de estos proyectos, para llegar cada vez a mayor público y transmitir los valores del patrimonio cultural del estado”, informó.