Ciudad de México, 25 de octubre.- Instancias de la Organización de las Naciones Unidas: Igualdad de Género y el Empoderamiento de las Mujeres de ONU Mujeres, y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, FAO, atestiguaron la firma de un pacto de colaboración para la defensa de los derechos humanos de mujeres agrícolas migrantes de Oaxaca, que llevan a trabajar a los campos agrícolas del estado de Jalisco.

La firma del acuerdo se llevó a cabo entre autoridades de los estados de Oaxaca y Jalisco, en un proyecto interagencial llamado “Cerrando brechas: Protección social para las mujeres en México”, mismo que será supervisado por representantes de la Organización Internacional del Trabajo, OIT.

Se dijo que el objetivo es promover la coordinación con otros estados con presencia de población jornalera agrícola, para apoyar en reducir las vulnerabilidades a las que se enfrentan las mujeres, garantizando una vida libre de violencia y discriminación por razones de género y promoviendo el empleo rural decente, salud y educación de calidad.

La meta indico la FAO, va acorde al citado proyecto, para implementar políticas multisectoriales integradas y fortalecer las capacidades para incrementar el acceso a la protección social de las mujeres jornaleras agrícolas, las trabajadoras del hogar y a una amplia gama de mujeres a nivel nacional al mejorar el acceso a los servicios y políticas públicas sobre el trabajo de cuidados.

En México existen aproximadamente 2,407.701 personas jornaleras agrícolas, que con sus familias suman 8.5 millones de personas; entre el 30 y 40 por ciento son migrantes que viajan a diferentes estados del país en busca de trabajo; 323,000 son mujeres jornaleras agrícolas.

De cada 10 jornaleras agrícolas que se encuentran trabajando solo tres perciben una remuneración económica, aunado a su trabajo agrícola sus jornadas incluyen el trabajo de cuidado de niñas y niños, la preparación de alimento y limpieza del hogar, entre otras más actividades que repercuten en su bienestar físico y mental.

En la firma del documento estuvo presente Peter Grohmann, Coordinador Residente SNU; Lina Pohl, representante de la FAO en México; Pedro Américo, director de la OIT para México y Cuba; Belén Sanz, representante de ONU Mujeres México; Alfredo González, director general, encargado del Secretariado Ejecutivo del Consejo Nacional de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de la Secretaría de Economía; Rubén Vasconcelos, de  SEBIEN Oaxaca, y Paola Lazo, de SISEMH Jalisco.

Paola Lazo, Secretaria de la SISEMH Jalisco, mencionó que la atención de un fenómeno de esta magnitud requiere obligatoriamente de coordinación, por lo que es necesario priorizar esfuerzos hacia las jornaleras agrícolas migrantes, que cargan con la responsabilidad de dedicarse a uno de los empleos más peligrosos del mundo, además de todas aquellas responsabilidades de trabajo no remunerado y demás demandas por el simple hecho de ser mujeres.

Rubén Vasconcelos, de SEBIEN, Oaxaca, reconoció que la entidad se caracteriza por su factor migratorio, las familias migran a otros territorios fuera del estado para buscar oportunidades laborales, siendo el empleo agrícola la opción más cercana a ellas, por lo que es vital sumar esfuerzos para garantizar el acceso a servicios como salud, educación, vivienda digna, y fomentar el trabajo decente a través de mejores políticas laborales.

Como parte del acompañamiento de esta firma Peter Grohmann, Coordinador Residente del SNU; reconoció el liderazgo de la SEBIEN y la SISEMH en la implementación de acciones a través de las mesas intersectoriales conformadas en cada estado, dando paso a favor de la agenda de protección social de las jornaleras agrícolas.

Se dio a conocer que se han instaurado mesas multiactor en cada uno de los estados para el diseño de estrategias y planes de protección social para las jornaleras agrícolas, donde se plantean acciones a corto, mediano y largo plazo, para promover el ejercicio efectivo de derechos laborales, salud, educación, igualdad de género e interculturalidad.

La FAO en México impulsa el mejoramiento de esquemas de protección social para las jornaleras en las rutas de migración del trabajo entre los estados de Jalisco y Oaxaca.”

El representante de la OIT en nuestro país, Pedro Américo, resaltó que la entidad de la ONU trabajará para hacer de los objetivos una realidad para todas las personas en el sector agrícola. Para ello, la Oficina pondrá a disposición de todas las partes herramientas para fortalecer la contratación equitativa de personas trabajadoras en este esencial sector”.

Finalmente, Belén Sanz, representante de ONU Mujeres, estableció que el acceso a la protección social de las mujeres jornaleras agrícolas, incluyendo el acceso a servicios de cuidado gratuitos y de calidad.

En México, las jornaleras agrícolas, junto con sus familias, están expuestas a múltiples abusos y violaciones a sus derechos humanos. Este tipo de iniciativas visibilizan y permiten el diálogo y trabajo en conjunto para que las jornaleras agrícolas conozcan, exijan y ejerzan sus derechos laborales, de salud y educación. (Redacción MEXICAMPO).