Home » Tecnología en el campo » centros de investigación » Tecnología oceanográfica hecha en México

Tecnología oceanográfica hecha en México

 Por Karla Navarro

Ensenada, Baja California. 12 de junio de 2017 .- Medir sistemáticamente las corrientes superficiales en la zona costera del golfo de México, desde Tamaulipas hasta Yucatán, será posible mediante la instalación en tierra de una red de radares denominados radio escaterómetros.

El proyecto forma parte de las tecnologías que se están desarrollando en el marco del Consorcio de Investigación del Golfo de México (Cigom) para generar escenarios y estrategias de mitigación ante posibles contingencias relacionadas con la extracción de petróleo.

Serán un total de 20 radares los que cada 30 minutos enviarán información al observatorio, tecnología desarrollada por especialistas del Instituto de Investigaciones Oceanológicas (IIO) de la Universidad Autónoma de Baja California (UABC), que culminará con la generación de mapas de las corrientes superficiales del golfo de México que podrán ser consultados en línea y en tiempo real.

Escalamiento tecnológico

En entrevista con la Agencia Informativa Conacyt, el doctor Xavier Flores Vidal, investigador del IIO, comunicó que ya construyeron cerca de 25 radares que han sido probados en las costas de Baja California.

Indicó que para ello diseñaron antenas de cinco metros de altura con capacidad de medir a una distancia de hasta 200 kilómetros mar adentro, cuya instalación implica la implementación de cables que abarcan una distancia de 300 metros entre cada antena.

Explicó que esta tecnología es el escalamiento de un sistema de radares con el que el IIO monitorea las corrientes superficiales desde las costas de Baja California, al cual se le hicieron mejoras para ampliar su espectro de medición.

 “Con estos aparatos, lo que estamos cubriendo es casi una tercera parte de la península de Baja California, entonces con eso es con lo que nosotros nos sentimos seguros para ya transferir la tecnología al golfo de México”, apuntó el investigador.

Hecho en México

Otra de las ventajas derivadas de la construcción de los radares por investigadores y técnicos de la UABC, es que los costos se han reducido 10 veces en comparación con modelos similares disponibles en el mercado.

Flores Vidal mencionó que la única empresa que fabrica este tipo de antenas se encuentra en Estados Unidos; sin embargo, a través de un diseño open source, en UABC han logrado replicar la tecnología a un costo significativamente menor.

“A nosotros construir un solo aparato nos cuesta aproximadamente 800 mil pesos, comprarlo nos costaría ocho millones de pesos y gracias a eso es que podemos pensar en instalar esa cantidad de radares”, resaltó.

Lo mismo ocurre con el software del observatorio, que inicialmente ha sido diseñado en Europa y Estados Unidos y ahora en México se diseña el módulo a cargo de extraer los datos binarios y convertirlos en datos interpretables.

“Esa parte la estamos desarrollando en UABC con investigadores, técnicos académicos y estudiantes de posgrado; ese software quedará finalizado este año y será parte integral de esta herramienta”, adelantó el investigador.

Escaterometría, una técnica eficiente

El doctor Xavier Flores expuso que los radares funcionan mediante la técnica conocida como escaterometría, utilizada no solamente en el campo de la oceanografía sino en muchas áreas científicas que van desde la química hasta la astronomía.

“Los astrónomos utilizan la misma técnica con los radiotelescopios, es la misma técnica: envían una señal al espacio y regresa con información, entonces pueden saber si un planeta está compuesto de agua, de arcilla, etcétera”, ejemplificó.

Detalló que esa misma técnica aplicada en el océano regresa información sobre las corrientes marinas y es posible estimar campos de oleaje y características del viento que están inmediatamente sobre la superficie del mar.

En el caso de los escaterómetros que se instalarán en el golfo de México, tendrán la ventaja de estar instalados fuera del agua, lo que permite a técnicos e investigadores monitorear el océano en condiciones adversas en las que una embarcación no podría navegar.

Otra de las ventajas es que abarcarán amplias zonas que podrán observarse en intervalos de media hora, algo que no se podría lograr haciendo mediciones desde un barco.

“Poder tomar una imagen de varias decenas, incluso centenas de kilómetros, es una ventaja tecnológica muy importante porque nos está permitiendo observar fenomenología que antes no se podía medir con otros aparatos”, destacó Xavier Flores.

Modelos numéricos y más

Para Francisco Javier Ocampo Torres, investigador del Departamento de Oceanografía Física del Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada (CICESE) y colaborador en el Cigom, la información que proporcionará la red de radares “es algo impresionante”.

Comentó que la información de la red podrá incorporarse a modelos numéricos con los que se analiza, por ejemplo, la dispersión de contaminantes en el golfo o el paradero de partículas que viajan cerca de la superficie del mar.

“Por otro lado, también se va a incorporar la información en modelos numéricos que analizan la interacción entre las olas y las corrientes, para ver cuál es el efecto recíproco de las corrientes a las olas o de las olas a las corrientes”, señaló.

El investigador añadió que la información generada por la red de radares también será aplicable para la elaboración de escenarios ante diversas condiciones meteorológicas.

“Trataremos de analizar en casos de eventos extremos, por ejemplo, ¿qué pasaría cuando hay olas altas ocasionadas por vientos del norte en el golfo de México? ¿Qué pasaría al interactuar las olas y las corrientes? ¿Cuál sería el resultado del campo de corrientes cerca de la superficie del mar?”, apuntó.

Además, consideró que los datos no solamente serán útiles para los objetivos bajo los cuales opera el Cigom, sino también para otras actividades como la navegación segura en caso de condiciones extremas o para la navegación rutinaria de las embarcaciones pesqueras.(Agencia Informativa Conacyt)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*

Ir a la barra de herramientas