• De 2011 a 2016 COFEPRIS atendió más de 111 mil trámites sobre publicidad. Aproximadamente el 78%, se autorizó y se rechazó el 12%.
  • TAAP como Tercero Autorizado, resolverá los proyectos en tan sólo 5 días hábiles.

Ciudad de México a 23 de mayo- Bajo la premisa de contribuir a mejorar la salud de los mexicanos a través de emisión responsable de dictámenes, para que las empresas farmacéuticas, de alimentos, equipos médicos, alcoholeras, servicios hospitalarios y embellecimiento, entre otras, cumplan con las normas de calidad y obtengan los permiso para publicitar o dar a conocer sus productos, surge Tercero Autorizado,  como la primer figura que trabajará en coadyuvancia con la  Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS)

En conferencia de prensa, Luis Farias Mackey, Director General y Marisol Chicano, Subdirectora Técnica de Tercer Autorizado,  explicaron que si bien desde hace cuatro años ya trabajaban con la COFEPRIS en la verificación del cumplimento de normas de calidad; registro de medicamentos y equipos, hoy pueden ya emitir dictámenes previos sobre anuncios a las empresas y agencias de publicidad, para que estas cumplan con la regulación sanitaria y contribuyan con información veraz a la salud del mexicano.

Destacaron la importancia de su función como Tercero Autorizado Auxiliar en el Control Sanitario de la Publicidad (TAAP) ya que comentaron existe un mercado bastante extenso que requiere de este tipo de apoyo.

De acuerdo con información de la COFEPRIS de 2011 a 2016, se presentaron más de 111 mil trámites sobre la materia, siendo autorizados aproximadamente el 78%, un 10%, prevenido (por complementarse la información) y 12% en solicitudes negadas o desechadas.

Luis Farias Mackey comentó que el TAAP conjunta en su seno capacidad y experiencia, al reunir a profesionales reconocidos en la regulación sanitaria de la publicidad, ya por haber trabajado dentro del gobierno en esta función o por haberse desempeñado como consultores independientes en estos ámbitos por muchos años.

Los tres objetivos principales de TAAP son: fortalecer las herramientas para la protección de la salud de los mexicanos, ampliar la cobertura y agilizar el trámite de permisos y avisos publicitarios.

Existe, sin embargo un beneficio adicional: el Tercero Autorizado se convierte en un facilitador para articular la publicidad con la salud, al poder orientar los esfuerzos publicitarios que se sometan finalmente a la autorización de la autoridad o se hagan visibles en medios de difusión, acorde a la regulación sanitaria aplicable.

Bajo este esquema, la llegada de TAAP vendrá a enriquecer y agilizar el análisis de los proyectos publicitarios y su autorización, respaldado por un contrato de confidencialidad y sus sistemas de gestión de calidad, de tal suerte que  todo trámite que sea atendido por TAAP habrá de resolverse en cinco días hábiles, en lugar de 40 días, que es el promedio actual.

Marisol Chicano consideró que TAAP, es embajador de la salud en el reino de la publicidad que conoce y entiende las necesidades y expectativas del anunciante, honra la creatividad y tiempos del publicista y vela celosamente por la salud del mexicano, fin último de toda regulación sanitaria.

Detalló que los rubros sobre los que TAAP puede dictaminar son:

  • Prestación de servicios de salud
  • Suplementos alimenticios y productos biotecnológicos
  • Bebidas alcohólicas
  • Medicamentos y remedios herbolarios
  • Equipos médicos, prótesis, órtesis, ayudas funcionales, agentes de diagnóstico, insumos de uso odontológico, material quirúrgico, de curación y productos higiénicos, cuando la publicidad se dirija a la población en general
  • Servicios y procedimientos de embellecimiento
  • Plaguicidas
  • Nutrientes vegetales
  • Sustancias tóxicas o peligrosas
  • Alimentos y bebidas no alcohólicas
  • Productos y/o servicios que requieran de Aviso de Publicidad para su difusión