Home » Economía » Tipo de cambio y crisis por COVID-19 encarecen alimentos en México

Tipo de cambio y crisis por COVID-19 encarecen alimentos en México

Ciudad de México a 07 de abrir de 2020.-En los últimos días se han dispararon notablemente las compras de insumos que forman parte de la canasta básica de alimentos, derivado de la implementación de la cuarentena por la pandemia del COVID-19. Si bien no se ha observado desabasto en las tiendas de autoservicio, esto ha originado un incremento en los precios de algunos productos; aunado a ello, la depreciación del tipo de cambio ha tenido efectos importantes sobre los precios al consumidor ya que algunos de los productos que se consumen en México son de importación.

El Grupo Consultor de Mercados Agrícolas (GCMA), durante su monitoreo  semanal de precios al consumidor en la  CDMX, Guadalajara y Monterrey,  proporcionar información certera y oportuna sobre los alimentos que han mostrado una mayor sensibilidad a la contingencia: huevo, pechuga de pollo, chuleta de cerdo,  frijol negro, azúcar y arroz, los cuales han registrado variaciones importantes en el primer trimestre de este año respecto al periodo previo, observándose una marcada alza desde la implementación de la fase dos de la contingencia sanitaria por el COVID-19.

Huevo y pollo:    

En cuento al huevo y pollo, se han reportado problemas de influenza aviar en algunas granjas de la región del bajío y zona occidente de la República, los cuales han causado la muerte o el sacrificio de muchas gallinas, tanto para la producción de carne como de postura. Es por ello que en las ciudades objeto de análisis, los precios han mostrado una variación drástica; el huevo sube respecto al año previo un 29.0%, del cual, el 8.0% fue en la última semana de marzo (el precio del huevo blanco pasó de $41.4 a $42.1/kg y el huevo rojo de $48.1 a $49.1/Kg.

México tiene una dependencia de importaciones de pollo de 18.5%, lo que significa que una variación en paridad cambiaria tendrá una repercusión directa sobre los precios nacionales.

El precio de pechuga de pollo registra un incremento de 12.7% contra el año anterior del cual, se registró un alza del el 11.3%  durante la semana pasada.

Arroz:

El país tiene una dependencia de importación del arroz mayor al 80%, lo que implica que los precios internos se vean directamente afectados por los factores externos, principalmente por el fortalecimiento del dólar, aunado al incremento temporal de la demanda por temor a desabasto.

El pecio de este grano básico en la última semana registró un incremento de $4/kg, esto significa que en una semana tuvo un alza de 18%.

Azúcar:

La severa sequía que azotó el país en gran parte del año pasado, afectó los cañaverales en algunos de los principales estados productores, como San Luis Potosí, Veracruz, Campeche, Oaxaca.

En lo que va de la actual zafra, se han obtenido 3.3 millones de tm. de azúcar, 17.4% menor al volumen reportado en la misma fecha de la zafra previa, provocando que el precio de este producto distribuido en las principales centrales de abasto del país haya registrado un alza promedio de 8.4% en los últimos 10 días al pasar de $831.5 a $901.2 pesos/bulto de 50 kg.

El precio de azúcar estándar al consumidor, en tiendas de autoservicio, ha alcanzado hasta $27.3/kg, lo que representa un alza de 18.7% contra el precio de la misma fecha del año pasado.

Cerdo:

 

El precio ha sido impulsado en gran medida por mayores exportaciones nacionales, gracias a un incremento en la producción y mayor demanda externa, luego que la Fiebre Porcina Africana en China disminuyera su producción porcícola y aunque que los porcicultores de este país han garantizado el abasto interno, el gigante asiático ha reactivado, principalmente, sus compras procedentes de Estados Unidos y Europa.Existe un doble impacto, por un lado, el efecto de exportaciones presiona al mercado doméstico por menor disponibilidad, mientras que el tipo de cambio las hace más competitivas y tiende a jalar el precio en el mercado interno al alza.

Nuestro país depende en 42% de las importaciones, lo que implica que, al tener una moneda depreciada, los precios internos se encarecen por ser un mercado deficitario.

En tiendas de autoservicio el precio de chuleta de cerdo ha registrado un alza de 8% contra el año pasado, sin embargo, de esto el 6.6% se vio en la última semana de marzo, alcanzado un precio de $91.8/kg.

Frijol:

En el presente año, la producción nacional de frijol se estima en 851 mil tm., en tanto que el consumo es estimado en 921 mil tm., por lo que, para 2020, se anticipa un crecimiento de aproximadamente 70% en las importaciones de la leguminosa, que en su mayoría será de frijol pinto y negro, luego de la menor cosecha obtenida en el ciclo Primavera-Verano 2019, a causa de la sequía.

Si bien, se tenía previsto un año de altos precios para este grano, la cotización se disparó en los últimos días del mes pasado, alcanzando el frijol negro en tiendas de autoservicio hasta $36/kg, un alza de 26.8% respecto al año previo. Otras variedades que mostraron incremento fueron el frijol peruano y el frijol flor de junio.

Abastecimiento:

Se ha observado que la mayoría de las tiendas de autoservicio en el área Metropolitana de la CDMX han empezado a limitar la venta por familia de algunos alimentos de consumo básico (huevo, alimentos enlatados, leche, pastas, frijol, arroz, galletas y agua), así como de artículos de limpieza del hogar, cuidado personal, cuidados del bebé, productos higiénicos y artículos de farmacia.

Asimismo, encargados de supermercados en Puebla, indican que por la contingencia sanitaria, se ha registrado desabasto de frijol a granel, sin embargo, cuentan con frijol procesado (enlatado/embolsado), con lo que ha podido abastecer esta categoría.

Y en Cancún, tiendas de abarrotes y algunos supermercados han comenzado a reportar incremento en sus ventas de frijol negro en grano por las compras de pánico, reduciendo las existencias de este grano en sus bodegas.

Ir a la barra de herramientas