Ciudad de México, 10 de octubre de 2016.- La Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA), en coordinación con otras dependencias federales trabaja en un proyecto para regionalizar rastros municipales, a fin de que estas instalaciones funcionen de acuerdo con las especificaciones y controles de calidad e higiene que establece el sistema de Establecimientos Tipo Inspección Federal (TIF).

Así lo aseguró el director en jefe del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA), Enrique Sánchez Cruz, luego de señalar que la instrucción del titular de la SAGARPA, José Calzada Rovirosa, es trabajar de manera coordinada con la Secretaría de Salud (SS), a fin de fortalecer las condiciones y la infraestructura de los establecimientos.

Lo anterior, para ofrecer a los consumidores nacionales mayores garantías de inocuidad, calidad e higiene en los productos que llegan a su mesa.

Durante su participación en la Décimo Reunión Ordinaria de la Comisión de Ganadería de la Cámara de Diputados, el funcionario federal indicó que en la actualidad más de 57 por ciento de las reses que se sacrifican en México, proviene de establecimientos TIF regulados por la SAGARPA.

Para ello, abundó, el país cuenta con una infraestructura de 435 establecimientos TIF en los que se sacrifica, procesa y almacenan cárnicos, sujetos a revisión permanente por médicos veterinarios zootecnistas certificados por el SENASICA.

rastros municipales

Por su parte, el director general de Inocuidad Agroalimentaria, Acuícola y Pesquera del SENASICA, Hugo Fragoso Sánchez, recordó que en 2012 el organismo inició el diagnóstico en 174 rastros de ocho estados de la República.

A partir de ello se promueve la Regionalización de los Rastros Municipales, con el propósito de reducir el número de rastros en la entidad y hacer más eficientes las instalaciones.

Explicó que para que un establecimiento TIF sea rentable, es necesario que sacrifique un mínimo de 100 animales al día, por lo que el proyecto contempla establecer rastros regionales que atiendan las necesidades de varios municipios y poder transformar los establecimientos municipales en frigoríficos que tengan esta certificación.

Entre las principales ventajas de este proyecto, dijo, destaca que en todos los establecimientos habrá permanentemente médicos avalados por el SENASICA quienes supervisarán que se apliquen las buenas prácticas pecuarias y que los procesos se lleven de acuerdo con las normas establecidas por el Sistema TIF, así como constatar la salud y bienestar animal.

Adicionalmente, de acuerdo a lo establecido en la Ley General de Salud, las autoridades de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS), se encargarán de la inspección sanitaria.

Fragoso Sánchez dijo que este programa está en proceso en los estados de México, Guanajuato, Hidalgo y la región de la Península de Yucatán, pero la meta es aplicarlo en todo el país, por lo que es necesario fortalecer el marco normativo vigente.

Adicionalmente, subrayó, de manera voluntaria seis rastros municipales se han transformado en TIF, además, otros cuatro establecimientos están por dictaminarse y tres más están por ingresar su trámite, esto en los estados de Jalisco, Coahuila, Querétaro, Zacatecas, Puebla, Oaxaca, BC, Veracruz, Hidalgo.