Ante profesores–investigadores de la Universidad Autónoma Chapingo, al inaugurar el Foro de Análisis del Programa de Extensión y Vinculación Universitaria, el Rector Sergio Barrales Domínguez, lamentó que el Gobierno Federal haya violado, en días recientes, la autonomía de esta Casa de Estudios al imponer el pago de “bono injustificado” a los integrantes de los sindicatos de trabajadores administrativos así como el de académicos.

Por lo anterior y debido a las amenazas en el sentido de que se retirarán recursos para la UACh e incluso serán estrictas las auditorías a esta institución en todos los proyectos y programas que se operen, convocó a la unidad de toda la comunidad universitaria para garantizar la esencia revolucionaria e independiente que distingue a Chapingo y así cerrar el paso a las intromisiones.

Ante los titulares de los 56 proyectos del Programa de Extensión y Vinculación Universitaria, aprobados por el H. Consejo Universitario, que coordina el Subdirector de Extensión y Servicio de la UACh, Pedro Ponce Javana, el Rector Sergio Barrales Domínguez, hizo públicas las presiones de que ha sido objeto por presentar ante los medios de comunicación masiva las alternativas de políticas públicas que combatan la pobreza en el medio rural.

Además, continuó, por impulsar proyectos con miras a largo plazo para dicha problemática, por negarse a ceder a las condicionantes gremiales y por buscar mejoras en la infraestructura de la universidad.

En el encuentro celebrado en el Auditorio Emiliano Zapata, dejó en claro que el ataque del Gobierno Federal no es hacia un personaje, es hacia una institución por lo que se hace necesario garantizar la unidad en la UACh, pues se busca una solidaridad de la Universidad hacia el Estado y si ésta no se da, se presiona y se viola la autonomía de una Casa de Estudios de más de 150 años de existencia.

Dijo que ante la coyuntura económica, de migración y de acuerdos comerciales con otras naciones como Estados Unidos, el Estado, a través de funcionarios de la Sagarpa, que no su titular, José Calzada, se inconformaron por la postura pública de la Universidad de sacar el apartado campesino del TLCAN.

Con fundamento en dichos antecedentes incluido el que se pretenda involucrar a Chapingo en asuntos relacionados con la construcción del nuevo aeropuerto, dejó en claro que “la institución y mi rectoría se mantendrán al margen de este tema”.

Por todo lo anterior, insistió en la urgencia de la unidad universitaria, pues esta problemática también se vive en la Universidad Narro; en estos momento,  dijo, incluyendo los aspectos administrativos y contables están bajo “lupa” por lo que se deben entregar cuentas claras en los 56 proyectos que incluye el PEEVU.

Por su parte, el Subdirector de Extensión y Servicio de la UACh, Pedro Ponce Javana, al dar la bienvenida al Foro recordó que México padece el problema de inseguridad y una gran marginación de los pueblos indígenas así como la existencia del 50 por ciento de su población en pobreza.

Aunado a lo anterior, ahora hay que considerar la amenaza del Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de deportar a millones de mexicanos así como la construcción de un mur, lo que nos obliga a estar alerta pues también tenemos una gran dependencia alimentaria y para ello es importante que nuestra universidad levante la voz y en ese sentido “compañeros universitarios, no solamente hay que estar en la contestataria, hay que hacer propuesta que contribuyan al desarrollo agrícola, al desarrollo rural, al desarrollo sustentable”.

De ahí que el Consejo Universitario desde 2016 y de común acuerdo con la universidad decidió aprobar el Programa Especial de Extensión y Vinculación Universitaria y aceptamos el reto de ir definiendo una política alimentaria para aglutinar todas las actividades de servicio y de compromiso social que ahora realiza esta Casa de Estadios junto con los productores.

Destacó que la UACh cuenta  con más de 15 servicios sociales pero éstos deben estar vinculados aún con la docencia para que los estudiantes salgan cada vez más preparados