La diputada Karina Barón Ortiz, integrante del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática (GPPRD), alertó sobre la necesidad de  actualizar los programas de atención para el campo, pues la mayoría de ellos fueron diseñados en 1994 –en el marco de la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio con América del Norte (TLCAN)- y hoy están completamente alejados de las necesidades del sector.

Afirmó que: “El campo en México está totalmente abandonado, en agonía y crisis total,  porque ha sido desmantelado a propósito por todos los gobiernos que han antecedido”, dijo la legisladora del Sol Azteca y agregó que el gran reto de los partidos políticos representados en el Congreso de la Unión, es consolidar un gran acuerdo que permita rescatar el campo mexicano.

La también integrante de la Comisión de Agricultura y Sistemas de Riego, declaró que urge consolidar una gran reforma para el campo que, de raíz, diseñe los programas que se necesitan de manera diferenciadas en las tres regiones del país: el norte, el centro y el sur.

La diputada oaxaqueña subrayó la necesidad de fortalecer al sur-sureste de nuestro país, para consolidarla como una zona altamente productiva de artículos de primera necesidad como frutas y hortalizas, a través del desarrollo de infraestructura y la generación de empleos dignos que permitan a la población de esa región mejorar sus condiciones de vida.

Además, se pronunció porque, a la brevedad, se analice la Ley de Almacenamiento porque “ahí radica el principal problema de los productores; en cómo acopian su producción, cómo logran consolidar mejores precios y cómo el Estado se responsabiliza de ayudar con esa infraestructura”, explicó.