23 junio, 2024

De acuerdo con datos oficiales de la Secretaría de Salud (SS), el siete por ciento de la población mexicana (más de siete millones y medio de personas) padece Enfermedad Renal Crónica (ERC). Ante esta circunstancia y con el propósito de mejorar la calidad de vida de estos pacientes, científicos del Instituto Politécnico Nacional (IPN), estudian el efecto preventivo del alga Spirulina maxima contra dicha afección.

Los especialistas de la Escuela Nacional de Ciencias Biológicas (ENCB), Vanessa Blas Valdivia, Rocío Ortiz Butrón, Margarita Franco Colín y Edgar Cano Europa, evalúan una ficobiliproteína contenida en la Spirulina denominada C-ficocianina, la cual, comprobaron, previene alteraciones cardiovasculares ocasionadas por el daño renal crónico.ALGA SPIRULINA

El padecimiento afecta los riñones de tal modo que no pueden filtrar la sangre adecuadamente, para evitar que avance la enfermedad se usan fármacos que causan daños secundarios. Por ello los especialistas del departamento de Fisiología proponen el uso de nutracéuticos como el alga Spirulina maxima, rica en sustancias antioxidantes como la C-ficocianina, que puede tener un efecto sinérgico con el fármaco prescrito por el médico para retrasar el daño y disminuir su gravedad.

 En el 70 por ciento de los casos de diabetes mellitus, hipertensión y obesidad se presenta ERC. De la población con daño renal, el 96 por ciento se encuentra en una etapa en la que es posible revertir su progreso hacia la insuficiencia renal o muerte. Conscientes de la magnitud de la patología y sus complicaciones para la salud pública, los investigadores del IPN estudian los mecanismos moleculares de la C-ficocianina para dilucidar la manera en que brinda protección.

 Evaluar las propiedades de la Spirulina maxima implica un proceso que inicia con el cultivo del alga en fotobiorreactores construidos por los propios investigadores. Cada semana filtran la biomasa, la someten a ciclos de congelación-descongelación y la centrifugan con el propósito de romperla para obtener la fracción rica en proteínas. La porción de C-ficocianina que obtienen a partir de 150 gramos de spirulina es mínima (150 microgramos).

 Para estudiar los efectos del compuesto usaron un modelo en rata con daño renal crónico; al primer grupo no le dieron tratamiento y al cabo de seis semanas los animales presentaron cardiomiopatía, en tanto que en los roedores a los que les administraron C-ficocianina vía intragástrica una vez al día durante seis semanas, las alteraciones fueron 50 por ciento menores.ALGA SPIRULINA (2)

 “Cuando hay daño renal crónico, las paredes del corazón se aprecian hipertróficas (aumento anormal del volumen), se ven engrosadas y las cavidades ocluidas. El daño en los roedores con tratamiento fue significativamente menor, lo que nos permite suponer que la C-ficocianina puede retrasar las complicaciones”, explicaron.

Los científicos politécnicos consideran que la actividad antioxidante de dicha ficobiliproteína es lo que le confiere la propiedad protectora, pero requieren profundizar los estudios antes de iniciar la etapa clínica, porque presumen que puede poseer efectos inmunomoduladores.

 Aclararon que el alga Spirulina máxima de ningún modo sería un sustituto del fármaco prescrito, pero sí puede retrasar las complicaciones y contribuir a mejorar la calidad de vida de los pacientes.

 Los científicos del IPN confiaron en que a largo plazo se pueda contar con un producto nutracéutico que ayude a reducir el número de decesos por complicación de la Enfermedad Renal Crónica, la cual, de acuerdo con cifras de la SSA, anualmente asciende a 60 mil personas. Se estima que en 2025 se incrementará a 160 mil muertes asociadas con la afección.

About The Author