Ciudad de México, 7 de febrero.- México se ubica como tercer productor mundial de orquídea de vainilla, cuya cosecha promedio es de 515 toneladas, producción que llega a 58,452.000 pesos.

Por ello, ante el impacto económico, cultural, ecológico y social, el Centro Nacional de Recursos Genéticos (CNRG), adscrito al Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (Inifap), promueve la conservación genética de la orquídea (Vanilla planifolia).

Se estima que hay alrededor de 100 variedades de esta especie,  orquídea originaria de México, y solo una, se cultiva para la producción de vainas endulzantes, aromáticas y extractos.

Dicha variedad es altamente demandada en la agroindustria, en particular la de dulces, repostería, refresquera, perfumería y heladera, de ahí que es importante su conservación como recurso genético.

Especialistas del CNRG-INIFAP, ubicado en Jalisco, desarrollan protocolos de conservación de tejido vegetal como parte de las actividades para la conservación de la biodiversidad de las especies.

En el Laboratorio Agrícola-Forestal sección cultivo in vitro y crioconservación de tejido vegetal, se realizan los protocolos de crecimiento mínimo in vitro, que consiste en llevar lentamente el desarrollo del material vegetal para ampliar el tiempo de los subcultivos (trasplante del tejido vegetal de un envase a otro u otros).

Así, se manipula lo menos posible al tejido para evitar pérdidas por contaminación, ya que posteriormente se conservará en un medio aséptico.

La crioconservación permite preservar tejido vegetal en nitrógeno líquido -con una temperatura de menos de 196 grados Celsius-, para detener el metabolismo celular sin afectar la vitalidad de las células y -de esta manera-, salvaguardar el material vegetal a uno, 10 o hasta 100 años.

Hoy en día se trabaja con material vegetal proveniente del Campo Experimental Cotaxtla del Inifap, donde se preservan diferentes especies de vainilla con la finalidad de resguardar material para realizar investigaciones más profundas sobre esta variedad.

COSECHA CON RESULTADOS POSITIVOS

Cifras del Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP), destacan que en 2022 se cosecharon 515 toneladas en 817 hectáreas, lo que reportó un valor de producción de 58,452.000   pesos.

La producción posicionó a México como tercer productor a nivel mundial, sólo por debajo de Madagascar e Indonesia.

Veracruz se colocó como el estado con la mayor producción, al contabilizar 400 toneladas, y aportó 77.6 por ciento a nivel nacional. Le siguieron Puebla, Oaxaca y San Luis Potosí, con 62, 44 y siete toneladas, respectivamente.

De acuerdo con la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), la Vanilla planifolia es planta originaria del territorio mexicano, y fue usada por los aztecas para aromatizar templos y preparar bebidas exclusivas de guerreros y las clases sociales más altas.

Con la llegada de los españoles, fue llevada a regiones del continente africano y asiático como Madagascar e Indonesia, actuales potencias en producción a nivel mundial. (Redacción MEXICAMPO).