• Demanda el GPPRD al gobierno federal adoptar todas las medidas necesarias y suficientes para su seguridad, incluidos los migrantes

El Grupo Parlamentario del PRD demandó al Gobierno Federal tomar todas las medidas necesarias y suficientes para atender y garantizar el respeto a los derechos de niñas, niños y adolescentes, en general, y de los migrantes nacionales y extranjeros, en particular, ya que, como lo muestran los acontecimientos de los últimos días son víctimas de graves agresiones y peligros.

La bancada del Sol Azteca señala, en este sentido, que millones de infantes y adolescentes en nuestro país tendrán un amargo “Día del Niño y de la Niña” este 30 de abril debido a políticas que derivaron en su desamparo a lo largo de muchos años y que es necesario revertir, no agravar, como parecen hacerlo algunas políticas del actual gobierno.

Lamenta, por ejemplo, que esta administración se empecine en negar el apoyo a las estancias infantiles y que haya cancelado al menos 18 programas sociales que, de algún modo u otro, incidían en la calidad de vida de los infantes y los adolescentes y que, con su cancelación, ésta se deteriora.

El GPPRD reconoce que gran parte de la problemática que enfrenta la infancia y la adolescencia mexicanas surgió y aumentó durante otras administraciones y que, en particular, la difícil situación de la niñez migrante se originó en otras naciones, como las de El Caribe, Centroamérica, Sudamérica, África, Asia, algunas regiones de Europa e, incluso, Estados Unidos y Canadá.

Sin embargo, advierte que ello no exime de responsabilidad a la presente administración federal mexicana en cuanto al trato humanitario a los migrantes extranjeros, en particular a las niñas, niños y adolescentes que viajan con ellos.

Destaca que así como se demanda el respeto a los Derechos Humanos de nuestros connacionales en los países a los cuales migran –principalmente Estados Unidos y Canadá-, de igual manera el Estado Mexicano está obligado a dar el mismo trato a quienes llegan a su territorio procedentes de otros países, principalmente si son niñas, niños y adolescentes.

Reconoce igualmente que la afluencia masiva de extranjeros registrada de finales de 2018 al presente ha provocado problemas de suficiencia de personal y de servicios, principalmente en las comunidades, municipios y Estados por donde transitan los migrantes extranjeros, lo que deriva en menoscabo a los derechos de infantes y adolescentes que viajan con ellos.

Por ello propone que los respectivos niveles de gobierno deban contar con el apoyo de la Federación para que estos problemas no deriven en indolencia o en agresiones a esos migrantes, mucho menos a las niñas y niños que les acompañan.

El GPPRD llama particularmente la atención sobre la vulnerabilidad de estos niños, niñas y jóvenes, pues tal como se aprecia en imágenes fotográficas, televisivas y digitales, corren grave peligro en largas caminatas, viajes sin seguridad sobre carros de ferrocarril u otro tipo de transportes, y estancias en lugares sin los mínimos requisitos de seguridad.

La bancada perredista reconoce una vez más que la problemática es multifactorial y con causas, en muchas ocasiones, ajenas a nuestro país, pero insiste que la autoridad tiene una responsabilidad ineludible para el buen trato y la vigencia de los Derechos Humanos de los millones de niñas, niños y adolescentes que viven o transitan en nuestro país, por lo que no hay excusa alguna para que se les regateen las medidas preventivas o correctivas para una estancia segura en el territorio mexicano.