Ante el incumplimiento de pagos pendientes del 2016 que la SAGARPA, Sedatu, Sedesol, Segob y SHCyP tienen con las organizaciones campesinas y de pequeños productores, la Coordinadora Nacional Plan de Ayala anunció que los próximos días 7 y 8 de marzo iniciaran una Jornada Nacional de Movilización.

En conferencia de prensa, José Narro Céspedes, dirigente de la (CNPA) comentó que en marzo se cancela la opción de resolver los acuerdos y compromisos pendientes de 2016 que el Gobierno Federal firmó con las organizaciones campesinas. Por ello dijo que el Gobierno Federal puso de plazo el presente mes, para que se puedan ejercer recursos que se hayan canalizado a las dependencias federales y se encuentren adefados (Adeudados del Ejercicio Fiscal Anterior –Adefa-) y cumplir compromisos para el campo.

Acusó a la secretarias arriba citadas de utilizar un doble discurso, toda vez que: “Gobernación nos dice que hay una voluntad del presidente de la República para que los pendientes del 2016 sean resueltos, mientras que la Secretaría de Hacienda dice que no ha recibido solicitudes de las dependencias de recursos adicionales»

Además, la Jornada del 8 de marzo busca sumarse a favor del Movilización Mundial de Mujeres, de la equidad género y la no violencia hacia las mujeres, “es una lucha de todos”. También se busca dar la lucha a favor de los Derechos Humanos, en contra de la represión y las libertades políticas y democráticas.

Al tiempo, CNPA “levantará la bandera que plantea que México debe salir del TLCAN, vamos a dar la lucha para que se saquen los granos del Tratado de Libre Comercio que es el tema más sensible de la alimentación de los mexicanos y es donde somos más deficitarios”.

Informó nuevamente, que México importa alrededor del 46% de los alimentos y que antes del TLC importábamos sólo el 17%.

Narro Céspedes dijo que a pesar de que el Presidente Enrique Peña Nieto ha planteado su interés de reunirse con las organizaciones, todos los cambios en políticas públicas que se ha propuesto por parte de las organizaciones campesinas están pendientes, además de que una reunión con el presidente se dificulta aún más por el tema del debate del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) ante un gobierno y un titular de Hacienda Luis Videgaray que ha llevado a cabo una política de sumisión y entreguismo.

Narro afirmó que “tenemos que ir hacia adelante, México debe plantear salirse del Tratado y evitar un nuevo descontón (sic) a nuestro pobre y demeritado presidente y a ese Videgaray que sigue siendo un aprendiz de canciller, por lo que planteamos iniciar los trámites para salir del TLCAN”. Ante esto la CNPA plantea que hay que mirar hacia el sur.

Por ello, Carlos Ramos dijo que México “debe encarar el fortalecimiento del mercado interno, cosa que se ve difícil, toda vez que la capacidad de compra de los mexicanos es poca ya que tenemos uno de los salarios más bajos del mundo, lo que ha provocado el crecimiento de la informalidad”.

Refirió, en relación a la sustitución de importaciones, dependemos de la importación de semillas, fertilizantes y no tenemos acopio y bodegas para encarar el abastecimiento de mercados. Por lo cual afirmó que el 80% del sector del campo ha sido excluido de las políticas públicas que no han sido focalizadas para atender las problemáticas que han llevado a 20 millones de campesinos a la pobreza.

Por ello, para CNPA, debemos de participar en el debate del TLCAN porque no sólo es un debate del ejecutivo, es un debate que tiene que ver con romper una política de exclusión. En el TLCAN hemos llamado a una alianza de organizaciones campesinas, porque queremos ser propositivos y llevar al Senado y al seno del Consejo Nacional de Desarrollo Rural nuestras propuestas.

Claudia Serapio Francisco, miembro de la Comisión Política de CNPA, afirmó que esta organización campesina acordó estar presente en la Movilización Mundial de Mujeres el próximo miércoles 8 de marzo, día en que se conmemora el Día Internacional de la Mujer.

La líder veracruzana refirió que CNPA ha tenido una historia de lucha a favor de las mujeres, debido a que “su principal activo, desde 1979, fue la lucha por la tierra, lo que generó la participación de lucha de mujeres indígenas, campesinas y varios sectores, estuviéramos presentes en la construcción de la CNPA”.

Serapio Francisco afirmó que en diversos foros han exigido que “el Estado debe tener dentro de las políticas públicas, un rostro abierto a la equidad de género, lo cual reclamamos pues no vemos políticas definidas de esa manera”.

Refirió que para nosotros el crédito a las mujeres no es todo, “es la tierra, es la lucha por los derechos fundamentales enunciados en la Constitución. El derecho al trabajo, a la educación, a la salud”. Por ello afirmó que ante el clima que está viviendo el país “a pasos agigantados se han incrementado los feminicidios en toda la República, por lo que tenemos que hacer un reclamo al Estado, por lo que marcharemos el 8 de manera unificada con las movilizaciones que se darán de manera mundial”.

Por su parte, Carlos Ramos Alva, miembro de la Comisión Política de CNPA y representante de esta organización ante el Consejo Nacional de Desarrollo Rural Sustentable, dijo que al firmar el TLCAN el Gobierno Federal se comprometió a reducir la pobreza y a que llegaríamos a un equilibrio para mantener la competitividad en el mercado norteamericano; lo cual a decir del dirigente, “el número de pobres aumentó y la pobreza cualitativamente ha penetrado en todos los niveles, además de que la violencia social ha incrementado ante la falta del cumplimiento de la justicia social”.​