A un año de haber puesto en marcha la nueva política de financiamiento del Gobierno Federal, la Financiera Nacional de Desarrollo Agropecuario, Rural, Forestal y Pesquero (FND), atiende ya a 266 mil nuevos pequeños y medianos productores rurales de todo el país, de los cuales el 85 por ciento no había tenido acceso al crédito formal, informó su Director General, Juan Carlos Cortés García.

Durante la firma del convenio de colaboración con la Coordinadora Nacional Plan de Ayala (CNPA), que dirige José Narro Céspedes, el titular de la Financiera Nacional de Desarrollo precisó que de estos nuevos beneficiarios el 25 por ciento son mujeres, lo que pone de manifiesto la importancia que tiene la Reforma Financiera en el apoyo a los productores rurales.

El convenio suscrito permitirá promover el acceso al financiamiento, otorgar incentivos de capacitación y apoyos para aumentar la productividad, lo que mejorará el nivel de vida de los productores rurales.

Cortés García dijo que la Reforma Financiera permite al país tener un sector rural competitivo al otorgar acceso al crédito a los pequeños productores, lo que incide en el ingreso familiar y en la productividad del campo.

Ante representantes de esta organización, el Director General de la FND hizo un balance de los resultados alcanzados a un año de iniciado el programa de financiamiento a pequeños productores, donde se otorgan créditos con tasas competitivas de 7 por ciento para hombres y de 6.5 por ciento para proyectos encabezados por mujeres.

Destacó que en ese mismo periodo la Financiera Nacional de Desarrollo registró tasas de crecimiento del 38 por ciento y una reducción del gasto operativo de 32 por ciento.

Por su parte, el dirigente de la CNPA, José Narro Céspedes, reconoció que la Financiera Nacional de Desarrollo es la institución del Gobierno Federal que cuenta con la visión y las herramientas necesarias para conseguir el dinamismo del sector agropecuario.

“Financiera debe ser el pilar del Estado donde recaiga el mandato de un México productivo, incluyente y menos desigual. Financiera debe ser el instrumento de la sociedad agraria para empoderarse y aumentar su calidad de vida”, dijo en su mensaje.

Narro Céspedes destacó que un campo fuerte, dinámico y competitivo es fundamental para lograr el progreso de las familias mexicanas y de la sustentabilidad del territorio, por lo que con el crédito se aumenta la productividad del campo y se disminuyen los costos en el sector primario y secundario.