• Mejorar la calidad de vida de los jornaleros mediante una atención integral

Unas 29 mil familias jornaleras que migraron de sus lugares de origen, reciben un incentivo económico al llegar a los campos de trabajo localizados en regiones agrícolas de destino, informó el  subsecretario de Desarrollo Social y Humano, Eviel Pérez Magaña.

Precisó que se han invertido más de 26 millones de pesos en beneficio de más de 21 mil menores de edad que acompañan a sus padres en la migración hacia las zonas agrícolas del país, con el propósito de que puedan realizar sus estudios y de esta manera contribuir a la disminución del rezago educativo.

familias jornaleras

El Programa Atención a Jornaleros Agrícolas de la Secretaria de Desarrollo Social (SEDESOL) busca mejorar las condiciones de vida de estos trabajadores a través de los diferentes tipos de apoyo, incluyendo hasta dos alimentos diarios por niña o niño de hasta 14 años con una dieta nutritiva.

Pérez Magaña destacó que además se otorgan becas y estímulos a hijos de jornaleros, menores de 18 años, para motivar su asistencia y permanencia en la escuela.

“En el rubro de servicios básicos, la población jornalera se ve beneficiada mediante la construcción, rehabilitación y equipamiento de los albergues que ocupan durante su estancia de trabajo en los campos agrícolas”, explicó el funcionario federal.

Con ello, dijo, la Secretaría de Desarrollo Social reafirma el compromiso de generar mejores condiciones laborales, alojamiento, alimentación y ejercicio de los derechos de estos trabajadores.