Ciudad de México, 8 de marzo.- La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), sólo podrá autorizar el cambio de uso de suelo en terrenos forestales por excepción, previa opinión técnica de los miembros del Consejo Estatal Forestal de que se trate y con estudios técnicos justificativos.

Lo anterior, luego de que las comisiones unidas de Medio Ambiente, Recursos Naturales y Cambio Climático; y de Estudios Legislativos, Segunda del Senado aprobaron el proyecto que envió la Cámara de Diputados para reformar la Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable y establecer candados en el cambio de uso de suelo en terrenos forestales.

Con el dictamen aprobado, se sumarán las secretarías del Bienestar y de Agricultura y Desarrollo Rural; así como el Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas, a la Junta de Gobierno de la Comisión Nacional Forestal.

Con estudios se deberá demostrar que la biodiversidad de los ecosistemas se mantendrá, pese al cambio del uso de suelo, y que la erosión, la capacidad de almacenamiento de carbono, el deterioro de la calidad del agua o la disminución en su captación, se mitiguen en las áreas afectadas por la remoción de la vegetación forestal.

Al tratarse de terrenos ubicados en territorios indígenas, la autorización de cambio de uso de suelo deberá estar acompañada por la consulta previa a las comunidades, de manera libre, informada, culturalmente adecuada y de buena fe.

Al hablar sobre el impacto de la reforma, la senadora Nancy de la Sierra Arámburo, del PT, destacó la relación que tiene con las metas de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, sobre todo con la promoción de mecanismos para aumentar la planificación y gestión de las acciones para combatir el cambio climático.

Mientras que la senadora María Merced González González, de  Morena, afirmó que resulta positiva la enmienda, pues establece candados para el cambio de uso de suelo.

En la misma reunión, las comisiones que presiden el senador Raúl Bolaños-Cacho Cué y la senadora Ana Lilia Rivera Rivera, también aprobaron una reforma para que la Semarnat tome en cuenta a otras dependencias en la creación de hábitats para la conservación de la vida silvestre y de áreas de refugio para especies acuáticas.

El dictamen, que modifica la Ley General de Vida Silvestre, precisa que previo a la expedición del acuerdo intersecretarial, que Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales lleva a cabo para el establecimiento de dichos hábitats o refugios, esta dependencia deberá elaborar “estudios justificativos” que deberán contener.

Información general, diagnóstico, descripción de las características físicas del área, justificación y aspectos socioeconómicos. Además, la Semarnat, podrá solicitar la opinión de las dependencias de la administración pública federal competentes.

La senadora Xóchitl Gálvez del PAN, mencionó que con la aprobación del proyecto, se elimina una laguna jurídica que existía en la materia y se da respuesta a una queja de las comunidades indígenas y afroamericanas. (Redacción MEXICAMPO).