Con la finalidad de que se estandaricen las actividades y procedimientos de la explotación del maguey, desde la planeación de viveros hasta el cultivo, haciendo énfasis en los derivados y su aprovechamiento sustentable apegado a la ley, técnicos de la Secretaría de Desarrollo Agropecuario  impartieron el curso denominado “Tlachiqueros: cultivo de maguey y producción de pulque” a productores del municipio de Zempoala.

El Director general de Silvicultura y Acuacultura de la SEDAGRO, Mario Alberto Cortés informó que conjuntamente con la SAGARPA, el ICATHI y la asociación El Néctar de los Dioses, se logró capacitar a durante 180 horas, 80 por ciento de éstas en prácticas de campo en las parcelas de los 15 hombres y seis mujeres participantes.

Destacó que a través de la gestión se logró incorporar a los participantes al programa Bécate, capacitación para el autoempleo, con ayudas en efectivo.

Cortes Nuñez expresó que es importante dignificar la actividad del tlachiquero. Por ello dijo: “…buscamos cimentar el trabajo futuro en temas de agronegocios, como la miel y la penca, pero también en temas de agroturismo, planeando una ruta donde se dé a conocer el proceso de producción del pulque y sobre todo se viva la experiencia de tomar aguamiel directo del maguey y el pulque en xoma”.

MAGUEY

El funcionario destacó que como parte de este programa, se dotó de herramientas de trabajo a los productores participantes en el curso, como: machetes, barretas, palas y cuchillos entre otras, para uso del grupo.

Puntualizó que entre los temas abordados se habló sobre; control de plagas, cosecha de derivados de maguey, maguey adulto, y transformación de aguamiel a pulque.

Cabe mencionar que este curso forma parte de una estrategia integral que consta de cuatro ejes: capacitación, insumos orgánicos, repoblamiento y comercialización. El de capacitación, ya se cumplió con el curso de Tlachiqueros; el segundo está en marcha, con un proyecto autorizado por la Fundación Hidalgo Produce de insumos orgánicos, que servirán para abonar 32 hectáreas y un  tercero en proceso de hacer de almácigos o semilleros. Con los resultados de los proyectos productivos ingresados a la SEDAGROH, se podrían aportar unas 15 mil plantas más, que irían en su mayoría al establecimiento de viveros.

Finalmente dijo que un cuarto eje será el de la comercialización de los productos, para lo cual  se está trabajando ya con la imagen y análisis de los productos que en 2016 podría ya iniciar como marca registrada”.