Ciudad de México, 27 de marzo.- Captar agua de lluvia, permitirá abastecer a 15 millones de mexicanos que no tienen acceso a este recurso y mejorar su calidad de vida, sostuvo el diputado del PRI, Brasil Acosta Peña.

Luego de que la Cámara de Diputados aprobó su iniciativa de reforma a la Ley de Aguas Nacionales para promover la captación de agua de lluvia, sostuvo que los cambios mandatan invertir más en el manejo integral del agua.

“Echar mano de las tecnologías y que el Programa Nacional Hídrico incluya el aprovechamiento sustentable, ahorro y uso eficiente de los sistemas alternativos de captación de agua, como la precipitación pluvial”.

“Imaginemos por un momento que en todas las escuelas, edificios públicos, empresas, parcelas y casas particulares se desarrollen sistemas de captación de agua de lluvia, desde una cubeta hasta un sistema de cisternas, México iniciaría un proceso de cambio fundamental para tener agua y elevar la calidad de vida de millones de mexicanos”, expresó.

Acosta Peña planteó que los estudios elaborados indican que el agua de lluvia en una escuela con su techumbre y una cisterna puede ahorrar hasta el 50 por ciento del consumo.

“Comencemos con los planteles educativos para que los niños sean el motor de una nueva generación que haga suya la captura de agua, la ponga en práctica y hagan de México un país más justo”, insistió.

En territorio mexicano, dijo, 3.8 millones de viviendas carecen de acceso al agua entubada, lo que significa que alrededor de 15 millones de mexicanos no tienen un servicio eficiente de abastecimiento de agua y, casi 4.0 millones no tienen acceso al agua a través de tuberías confiables, lo cual representa una violación del artículo 4 constitucional, pero además de manera interdependiente a otros derechos humanos, como la salud, el trabajo o un medio ambiente sano.

Refirió que datos del Colegio de Postgraduados y la Red Temática en Sistemas de Captación de Agua de Lluvia, señalan que si sólo se aprovechara el 3 por ciento de los 1,300 kilómetros cúbicos de precipitación pluvial anual, se podría satisfacer la demanda de los 15 millones de mexicanos que hoy no tienen acceso a ella.

El priista llamó a educar al pueblo de México, ponerlo en acción para hacer de la captura de agua de lluvia una realidad generalizada ya que los terrenos agrícolas, espacios para la ganadería, hogares, espacios públicos y privados serían el alma para la captación de lluvia. (Redacción MEXICAMPO).