• A mediados de mayo se llevará a cabo la reunión entre el titular de Sagarpa y la Comisión de Agricultura y Sistemas de Riego
  • También está el interés de saber y evaluar el ajuste que fue establecido por la secretaria de Hacienda de alrededor de 173 mil millones de pesos

Con la finalidad de conocer los avances del Presupuesto de Egresos del presente año de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), que asciende a  92 mil millones de pesos, se aprobó una reunión de trabajo entre la Comisión de Agricultura y Sistemas de Riego, de la Cámara de Diputados, y el titular de la dependencia, José Eduardo Calzada Rovirosa.

Lo anterior lo informó el diputado federal, Felipe Reyes Álvarez quien comentó que antes de esta, primero es necesario conocer el avance de Presupuesto de Egresos de 2016 que aprobó el pleno de la Cámara de Diputados y que defendió la citada comisión.

También “está el interés de saber y evaluar el ajuste que fue establecido por la Secretaría de Hacienda de alrededor de 173 mil millones de pesos, además de analizar los impactos que va a tener en los rubros, donde se va a reducir y que representan el orden del 9.8%”.

El diputado federal también subrayó la importancia de la previsión que están haciendo el gobierno federal para el 2017, donde ya de entrada hay una reducción importantísima que están previendo: “Todo eso son aspectos que preocupan a este Legislativo, en la inteligencia de que aquí es donde se aprueban los presupuestos, aquí es donde se determina hacia dónde van dirigidos. Pero, bueno, vemos que la administración federal toma algunas decisiones que no necesariamente están consensadas con el Congreso”.

Esa es la intención de tener una reunión de trabajo con el titular de la   Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, precisó el diputado federal.

Informó que el GPPRD solicitará –en caso de que haya ajustes por  la disminución de los precios del petróleo–,  tiene que ser en el presupuesto que no tenga impacto social, en particular, en el Programa de Pequeños Productores –ahí no debe  haber reducción, indicó–, en los Programas de Incentivos para Productores de Maíz y Frijol (PIMAF) y, desde luego, aquellos que tiene que ver con el Programa Especial Concurrente, que va dirigido prácticamente a productores que cultivan para la subsistencia de ellos mismos.