Ciudad de México a 28 de enero de 2016 .- La embajadora de Francia en México Maryse Bossiere, consideró que la lucha contra el cambio climático no se hará  sin la participación del mundo agrícola ya que este sector genera el 11 por ciento de las emisiones totales de gases de efecto invernadero y es un factor de calentamiento global.

Al participar en el Encuentro con el H. Cuerpo Diplomático Acreditado en México, que presidió el titular de la SAGARPA, José Calzada Rovirosa, la diplomática gala hizo un recuento de los acuerdos alcanzados en Paris el pasado mes de diciembre, durante la Conferencia de las Partes (COP 21), donde afirmó por primera vez, se abordó de manera muy especial el papel del sector agrícola como parte de la solución del calentamiento.

MJarise Bossiere enfatizó que durante mucho tiempo el sector agrícola había percibido la lucha contra el cambio climático, como una amenaza para la producción agrícola e incluso un cuestionamiento de la búsqueda legítima y fundamental de la seguridad alimentaria.

Por ello comentó fue tan significativo que, el pasado 1 de diciembre, se haya  en el marco de la COP 21 se haya realizado una jornada especial dedicado a la agricultura y el papel que desempeña en la lucha contra el calentamiento global.

Bossiere habló acerca de la iniciativa francesa 4 x 1000  que se lanzó durante la COP en Paris y que se   presentó en México en octubre pasado durante la Reunión Mundial de Ministros de Agricultura que se celebró en Cancún. Añadió que dicha iniciativa contempla las posibilidades que ofrece la agricultura en la lucha contra el cambio climático.

Explicó que uno de los retos que se plantea la agricultura de cultivar mejor, producir más y alimentar a todos, encuentran una respuesta en la iniciativa francesa que pone de relieve, que en la lucha contra el cambio climático y la seguridad alimentaria, pueden no solamente ser compatibles sino convertirse en la esperanza de esta lucha.

Precisó que el objetivo consiste en desarrollar la investigación agronómica, la promoción de prácticas agrícolas correctas, con el fin de mejorar el sustrato de la ley orgánica de los suelos de 4 x 1000 al año. “Un aumento de esta naturaleza permitiría compensar el conjunto de las emisiones de gases de efecto invernadero del planeta, por el contrario una disminución de cuatro por mil provocaría el doble de las emisiones”, añadió.

Es por ello subrayó  la agricultura puede tener el mejor o peor de los papeles en las emisiones de gas invernadero, porque todo indica que el desarrollar prácticas sencillas y conocidas, desde hace siglos,  como el pastoreo de ganado, la remoción de labranzas o incluso el desarrollo de cetros se podría mejorar el contenido en materia orgánica y encapsular el desprendimiento de carbono en los suelos evitando así su liberación.

Finalmente dijo que en la búsqueda de soluciones y la aplicación de esta iniciativa México juega un papel fundamental con el que su país, espera seguir trabajando con una cooperación efectiva.