Una investigación en España en 37 tipos de plantas brásicas y hortalizas, determino a través de un avanzado estudio de los genes implicados en la presencia de compuestos que benefician la salud,  al repollo o coliflor como un potente antioxidante. 

Tamara Sotelo Pérez, investigadora de la Misión Biológica de Galicia en  Pontevedra, España,  dependiente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) en su tesis doctoral  determino que la mayor capacidad antioxidante de ambas hortalizas reside en las hojas.

images

En su tesis doctoral Sotelo Pérez  ha progresado en el conocimiento de genes que sintetizan y regulan los compuestos biosaludables de este tipo de hortaliza para determinar que la concentración de los mismos depende del órgano de la planta.

En décadas anteriores otros estudios científicos ya habían demostrado que un consumo regular de brásicas,  contribuía a reducir el riesgo de padecer determinadas enfermedades y, hasta ahora, los programas de mejora genética se habían enfocado hacia la productividad, la resistencia y la calidad comercial.

Sotelo ha observado que las hojas poseen mayor capacidad antioxidante, con compuestos fenólicos y carotenoides, y los brotes mayor concentración de gluscosinolatos, componente que aporta el olor y sabor picante a la salsa de mostaza.