Home » OPINIÓN » COLUMNA » EL CHANTAJE DE TRUMP AFECTARÁ EL DESARROLLO DEL CAMPO

EL CHANTAJE DE TRUMP AFECTARÁ EL DESARROLLO DEL CAMPO

DE NORTE A SUR

Abigail A. Correa Cisneros

12 de junio de 2019.- Nuevamente el campo será el más afectado en las decisiones que se toman en las altas cúpulas del gobierno y que ahora, además, parecen provenir de la Casa Blanca en Estados Unidos y no de Palacio Nacional en México. Se protege la economía de los sectores más poderosos y se deja nuevamente en la indefensión al campo, donde habitan los más pobres de los pobres.

En este caso, penderá permanentemente sobre México la espada de Damocles, luego de que el presidente Donald Trump amagó con realizar una vigilancia diaria en la frontera para evaluar el trabajo que realiza el gobierno mexicano para detener la migración, con lo que la sumisión de este gobierno quedará cada vez más patente.

México, el hermano mayor de América Central, está bajo coacción por parte del gobierno norteamericano para olvidar la historia conjunta y obligaciones legales y morales en materia de derechos humanos y está por convertirse en un títere que atenta contra los derechos de sus propios hermanos, poniendo por delante intereses económicos como son los aranceles.

Aunque existe la esperanza de que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador cambie de rumbo y tome en consideración otras soluciones, como impulsar la diversificación de mercados. Actualmente el país cuenta con una red de 12 Tratados de Libre Comercio con 46 naciones y 32 Acuerdos para la Promoción y Protección Recíproca de las Inversiones con 33 países. Eso sin contar con que México signó nueve acuerdos de Complementación Económica y Acuerdos de Alcance Parcial en el marco de la Asociación Latinoamericana de Integración (ALADI) y participa activamente en organismos y foros multilaterales y regionales como la Organización Mundial del Comercio (OMC), entre otros.

Gracias al chantaje del gobierno de los Estados Unidos, aumentarán las exportaciones hacia México, principalmente en el sector agrícola, donde nuestro país se encuentra en completa desventaja técnica, tecnológica y geográfica con esa nación. Aun cuando en años recientes (2013) se logró revertir la tendencia negativa del superávit comercial agroalimentario que tenía México con Estados Unidos y el mundo, las exportaciones de productos agrícolas provenientes del vecino país van en aumento y se espera que incrementen más luego de las amenazas del inquilino de la Casa Blanca de que se exportará más productos del campo a México.

Actualmente, Estados Unidos es nuestro principal socio comercial y en el sector agropecuario representa el 85 por ciento de nuestras exportaciones y el 70 por ciento de las importaciones.

Sin embargo, pese a las promesas de un cambio que permitiera ir hacia la seguridad alimentaria (dejando a un lado la utópica soberanía alimentaria), las cosas parecen ir en reversa. Lo anterior porque durante el primer cuatrimestre del año, el valor de las importaciones de México en productos agropecuarios aumentó 6.40 por ciento en comparación con el mismo periodo del año pasado, al pasar de tres mil 964 millones de dólares a cuatro mil 217 millones de dólares, según datos del Sistema de Información Económica (SIE) del Banco de México.

Uno de los datos más relevantes del periodo enero-abril, es el aumento en el valor de las importaciones de maíz, el cual fue de 10 por ciento con respecto al mismo periodo del 2018, al pasar de 888 millones de dólares a 982 millones de dólares.

Asimismo, en el mismo periodo, el trigo tuvo un incremento en el valor de las compras al extranjero por cinco millones de dólares, pero en sorgo, las importaciones se dispararon más de 142 por ciento, al pasar de 11 millones de dólares a 27 millones en moneda americana.

Por su parte, el frijol y el arroz siguen siendo importados, pero tuvieron una reducción de 24 millones de dólares y 11 millones de dólares, respectivamente.

Además, según datos de la balanza de productos agropecuarios que emitió el Banco de México, en el rubro de “otros cereales” se tuvo un incremento de 87.59 por ciento en las importaciones, mientras que el valor de las compras al extranjero de semilla de soya se incrementó en 30.46 por ciento, al pasar de 590 millones de dólares a 769 millones de dólares.

Asimismo, el Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP) de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural, (SADER) en el Análisis de la Balanza Comercial Agroalimentaria de México a marzo de este año, refiere que en la balanza de bienes ganaderos y apícolas se registró en el primer trimestre de 2019, un déficit de 129 millones de dólares. Lo anterior significa que es 1.2 millones de dólares mayor que el saldo negativo reportado en el mismo mes de 2018 (128 MDD).

El documento explica que si bien el comercio total se incrementó 74 millones 997 mil dólares (12.5 por ciento) al pasar de 600 millones dólares en 2018 a 675 millones de dólares en 2019, el incremento del déficit de la balanza se debe a que las importaciones fueron 47.5 por ciento mayores que las exportaciones en marzo de 2019, derivado del incremento en las compras al exterior, respecto de 2018.

Con la amenaza de Donald Trump de que México deberá comprarle más productos a su país se corre el riesgo de que el saldo comercial agroalimentario (que hasta el mes de abril es favorable por cuatro mil 222 millones de dólares) se reduzca al incrementar, aún más, las ventas del extranjero a nuestro país, todo bajo el pretexto de problemas migratorios.

A este respecto, en el Análisis Situacional de los Derechos Humanos de las Personas Migrantes que realizó la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) se destaca que las autoridades migratorias mexicanas en el 2017 detuvieron a 95 mil 497 personas extranjeras en situación irregular y hasta noviembre de 2018 a 131 mil 931, de ese total 100 mil 175 son hombres y 31 mil 756 mujeres.

El organismo, resaltó que “ante la agudeza de las condiciones de desempleo y pobreza de los países latinoamericanos, el evento migratorio procedente de Centroamérica aumentó significativamente”. Según la Unidad de Política Migratoria (UPM) de la Secretaría de Gobernación (SEGOB), en el 2017, identificó que más del 85 por ciento de las personas extranjeras presentadas ante la autoridad migratoria provienen de Guatemala, Honduras y el Salvador, con un total de 81 mil 136 y hasta noviembre del 2018 se registraron 116 mil 169 personas entre los tres países.

En el caso de las niñas, niños y adolescentes presentados ante la autoridad Migratoria en 2018, la CNDH, explicó que de las 131 mil 931 personas extranjeras presentadas ante la autoridad migratoria hasta noviembre de 2018, 30 mil 76 fueron niñas, niños y adolescentes, de los cuales 10 mil 54 eran niñas, niños y adolescentes no acompañados.

Apenas el 28 de febrero pasado el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que la migración se podía aminorar con cooperación para el desarrollo, para lo que se estaban llevando a cabo conversaciones y se quería un acuerdo con el gobierno de Estados Unidos, con respecto a un compromiso de inversión de alrededor de 10 mil millones de dólares que incluye a países de Centroamérica y a México.

En la migración, dijo, se tiene que atender el fenómeno en lo estructural, atendiendo las causas que han llevado a muchos mexicanos a abandonar nuestro país y aseguró que “sólo en Chiapas, este año, hubo 80 mil empleos permanentes en el programa Sembrando Vida. De modo que va a haber mucho trabajo”.

A unos meses de distancia y luego del chantaje que provino de la Casa Blanca, se espera que seis mil elementos de la Guardia Nacional lleguen a la frontera sur, en el estado de Chiapas para impedir el paso de migrantes.

Además, en medios digitales y electrónicos hemos visto imágenes dramáticas de cómo integrantes de la Guardia Nacional ya han comenzado a desplegar operativos para detener a migrantes provenientes de Centro América y que cruzaron por la frontera de Chipas con el único anhelo de escapar de la violencia, miseria y persecución que viven en sus zonas de origen.

DESDE EL CENTRO

Resulta que Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI), descobijó al ex juez de consigna del fallecido gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle, cuyo nombre, al ser pronunciado, causaba tirria entre los adversarios políticos. Se trata ni más ni menos que de José Refugio Alejandro León Flores, juzgador penal de Cholula, quien ha ejercido por 30 años con título y cédula falsa; y quien fue el encargado de llevar los juicios de los presos políticos en el pasado sexenio.

En los archivos de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) no se encontró el título profesional de este personaje; encontraron otro fechado el 13 de septiembre de 2018. Es decir, el juez se tituló 29 años y 4 meses después de su nombramiento. O sea que fueron casi tres décadas en los que el TSJ no reparó en que uno de sus encargados de impartir justicia, no cumplía con los requisitos legales para ser parte del Poder Judicial local. Pero no es el único, pues hay por lo menos otros 16 casos en el TSJ poblano, en la misma situación, es decir que han sido jueces sin cumplir con los requisitos de ley. La investigación recordó que entre 2011 y 2016, la figura de León Flores cobró relevancia pues fue el juez que tuvo en sus manos al menos 34 casos de perseguidos políticos del gobierno de Moreno Valle. Entre ellos Adán y Paul Xicale, cabezas del movimiento opositor “Cholula Viva y Digna”, que se gestó en los municipios del mismo nombre en contra de un proyecto de intervención del gobierno de Moreno Valle en la zona arqueológica de la pirámide cholulteca. Los Xicale estuvieron presos durante 14 meses y lograron la liberación tras ganar un amparo en juzgados federales. Otro caso fue el de Rubén Sarabia Sánchez, también conocido como Simitrio, el histórico líder de la Unión Popular de Vendedores Ambulantes 28 de Octubre. Simitrio fue encarcelado a pesar de que existían irregularidades en su expediente… Juan Pablo Rojas Pérez, Presidente de la Confederación Nacional de Productores Agrícolas de Maíz de México (CNPAMM), criticó la ruta que sigue el Presidente Andrés Manuel López Obrador así como al titular de SADER, Víctor Villalobos y a la de Economía, Graciela Márquez Colín, por lo que les pidió reorientar las políticas económicas y agroalimentarias del país, pues estas quedaron desfasadas y únicamente agudizarán la dependencia alimentaria de granos básicos y hortalizas. Y es que alertó que se prevé que las importaciones de maíz amarillo aumentarán un 30 por ciento, considerando que en 2019 se comprarán al extranjero 18 millones de toneladas de este grano y, con ello, los comercializadores tendrán mangas anchas para establecer la canasta básica alimentaria del mexicano con productos estadounidenses. De esta manera, los grandes consumidores ahora tendrán la libertad de importar más maíz barato sin restricción provocando una práctica desleal, impactando en la industria de la masa y la tortilla y por tanto en el consumidor final… La Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) firmará convenios de coordinación con los gobiernos de los estados, con el objetivo de reforzar los esfuerzos en materia de inspección y vigilancia y reducir el esfuerzo pesquero; el comisionado nacional de Acuacultura y Pesca, Raúl Elenes Angulo, anunció que, en acuerdo con el titular de la Sader, Víctor Villalobos Arámbula, el primer convenio se firmará con el gobierno del estado de Sinaloa. La firma de estos convenios permitirá integrar un censo real de productores y con ello optimizar el aprovechamiento de los recursos pesqueros y acuícolas en estándares de sustentabilidad.

abicorrea79@hotmail.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*

Ir a la barra de herramientas