Una dieta rica en el consumo de uvas, previene el deterioro metabólico del cerebro, mejora la atención y también la memoria.

Consumir uvas dos veces al día durante seis meses ayuda contra la disminución metabólica del cerebro en áreas relacionadas con el Alzheimer, según un estudio realizado a personas con disminución temprana de la memoria, informó la California Table Grape Commission.

La baja actividad metabólica en estas áreas del cerebro es un sello distintivo de la enfermedad de Alzheimer en etapas tempranas.

Los resultados del estudio mostraron que una dieta enriquecida con uva protege contra la disminución de la actividad metabólica. Además, también se mostró un aumento del metabolismo en otras áreas del cerebro que se correlacionaron con mejoras individuales en la atención y la memoria, en comparación con aquellos que siguieron una dieta sin uva.

Los resultados del estudio de la investigación controlada aleatoriamente, conducido por la Universidad de California, Los Ángeles, se publicaron recientemente en Experimental Gerontology.

Los resultados mostraron que el consumo de uvas preservó la actividad metabólica sana en las regiones del cerebro que se ven afectadas por las primeras etapas de la enfermedad de Alzheimer, donde la disminución metabólica se apodera.

Los sujetos que no consumieron las uvas mostraron un declive metabólico significativo en estas regiones críticas.

Los polifenoles de uva ayudan a promover las actividades antioxidantes y anti-inflamatorias. Las investigaciones sugieren que las uvas pueden ayudar a mantener la salud del cerebro trabajando de múltiples maneras: desde reducir el estrés oxidativo en el cerebro hasta promover el flujo sanguíneo saludable en el cerebro para ayudar a mantener los niveles de un químico clave del cerebro que promueve la memoria para ejercer efectos antiinflamatorios.

 

www.portal fruticola