Ciudad de México, 16 de septiembre.- El cultivo del hongos silvestres comestibles es fuente alternativa de ingresos económicos para sus recolectores en distintos estados del país, ante ello, el Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (Inifap), desarrolló un paquete tecnológico para incrementar la producción.

El Inifap, concretó resultados después de hacer diversas pruebas de hongos silvestres comestibles con innovación tecnológica en los bosques del ejido El Terrero en el municipio de Manantlán, Colima, durante la temporada de lluvias de 2021.

Datos del Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP) reportan que la producción de hongos comestibles, setas y champiñones, registra un volumen promedio de 14,300 toneladas en los últimos cinco años.

En la actualidad, se tiene el consumo per cápita de 620 gramos, con tendencia al alza y estimación de crecimiento superior a los cuatro kilogramos anuales.

Las pruebas exitosas en el estado de Colima, permitieron agrupar conocimientos y documentos, de acuerdo con el tipo de innovación, para posteriormente hacer la transferencia y adopción de tecnología a los productores y técnicos al citado ejido.

El estado de Querétaro, se ubica como el estado líder en producción de hongos comestibles con 3,350 toneladas, seguido del Estado de México, con 1,567 toneladas, y Coahuila, con 1,565 toneladas. Otras entidades productoras son Puebla y Ciudad de México.

En el proyecto de innovación tecnológica, se capacitó a 11 productores y tres técnicos pertenecientes a la Reserva de la Biosfera Sierra de Manantlán (Jalisco y Colima), considerada una de las Áreas Naturales Protegidas más importantes del Occidente de México, que posee una gran riqueza natural y extensión territorial.

Los especialistas del Inifap, también establecieron una parcela demostrativa de 1.4 hectáreas con encinos (Quercus spp) inoculados con Amanita caesarea, conocida comúnmente como amarillo o yema de huevo.

Con este proyecto, las ejidatarias de la región se apropiaron de la tecnología y en 2022, fueron beneficiadas con financiamiento por parte de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) para la implementación de la innovación tecnológica desarrollada por el Inifap en 42 hectáreas.

Los hongos son un recurso forestal no maderable de gran importancia social, económica y nutricional para las regiones, toda vez que poseen entre 17 y 33 por ciento de proteína cruda, y de ella, al menos 80 por ciento es digerible.

Este alimento es también rico en fibra dietética, cuyo valor es de aproximadamente 47 gramos por cada 100 gramos de hongo.

Además, el Instituto refirió que estos organismos tienen papel relevante en el funcionamiento de los ecosistemas forestales, en particular en los bosques templados, porque la simbiosis hongo-planta es fundamental para el mantenimiento de la salud del arbolado y del ecosistema en general. (Redacción MEXICAMPO).