La secretaria de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, Rosario Robles entregó 400 títulos de propiedad a familias de Guerrero a igual número de ejidatarios, muchos de los cuales durante más de 65 años habían luchado por obtenerlo.

La titular de la SEDATU, acompañada del gobernador de Guerrero, consideró que la entrega de estos documentos representan un acto de justicia social para la gente que menos tiene de los núcleos agrarios de Zoyapezco, del municipio de Quechuitenango, y de Coaxthahuacán, en el municipio de Mochitlán.

En el auditorio José Joaquín Herrera de la Casa de Gobierno de Guerrero y ante más de mil personas de diversos pueblos y comunidades del estado, Robles Berlanga subrayó que en alianza los gobiernos federal, estatal y municipal trabajaran unidos para dar resultados a la sociedad guerrerense.

ejidatarios

Por su parte, David Damián, representante de la organización «Puedes», que aglutina a diversos pueblos de Guerrero,  señaló que Guerrero cree en el gobierno de México, y que se continuará con el trabajo conjunto para lograr mayores apoyos para los habitantes del campo y para los que más necesitan.

Al recibir su carpeta agraria, Eleuterio García Carbajal, presidente del Comisariado Ejidal del ejido «El Fresno», Eleuterio García Carbajal, al agradeció el término del conflicto agrario que duró 65 años en solucionarse y «hoy al tener los títulos de propiedad los cuidaremos ya que es lo más preciado que tenemos y que nuestros abuelos, nuestros padres nos heredaron».

Por su parte, el señor Emeterio Miranda, beneficiario de Chilpancingo, dijo que se sienten   contentos porque desde que había nacido no tenía ningún documento ahora ya los tengo en la mano, por eso les pido, agregó que no nos olviden y sigan apoyándonos para que nuestras familias estén tranquilas y sigamos con la tranquilidad que nos dan hoy.

Previamente,  Robles Berlanga inauguró un puente vehicular en el municipio de Tlacoapa donde se invirtieron casi 15 millones de pesos en beneficio de 5 mil habitantes.

Este puente vehicular cuenta con una mayor área hidráulica, adecuada a la normatividad de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes para evitar daños como los sufridos por el huracán Ingrid y la tormenta Manuel en 2013.