• Asegura Xavier Nava que “el proyecto no cuenta con la viabilidad que podría llegarse a pensar, por lo que estamos en contra de este, en particular luego de los estudios realizados”; pide dirigir exhorto al gobierno de Nuevo León, al Congreso local, a Servicios de Agua y Drenaje de Monterrey, y al Fonadin

Diputados del GPPRD se pronunciaron para que el Congreso de la Unión exhorte al gobierno de Nuevo León y a otras dependencias estatales y federales, a suspender inmediatamente el proyecto de construcción del acueducto Monterrey VI, luego de que estudios técnicos detectaron serias inconsistencias y repercusiones ambientales en dicho proyecto.

Xavier Nava Palacios, parlamentario del Sol Azteca, explicó durante la reunión de la Comisión de Agua Potable y Saneamiento -donde se discutió una propuesta de punto de acuerdo presentada por el PAN en ese sentido- que el estudio denominado “Seguridad Hídrica del Área Metropolitana de Monterrey y la Cuenca del Río Pánuco”, solicitado por el Fondo de Agua Metropolitano, detectó deficiencias en la viabilidad del sistema.

El vocero del Grupo Parlamentario del PRD aseveró que dicho análisis plantea que antes de la construcción del acueducto, hay tres alternativas: mantener las tendencias de reducción frente a la dotación de la zona urbana, fortalecer las acciones de conservación de fuentes locales de abastecimiento, e implementar mejoras en  eficiencia de agua en el uso agrícola.

“El proyecto no cuenta con la viabilidad que podría llegarse a pensar, por lo que estamos en contra de este, en particular luego de los estudios realizados”, subrayó el legislador y pidió que el exhorto se dirija al gobierno de Nuevo León, al Congreso de ese estado, a Servicios de Agua y Drenaje de Monterrey y al Fondo Nacional de Infraestructura (Fonadin).

Por su parte, el diputado Óscar Ferrer Ábalos, integrante de la misma comisión, subrayó que “en el estudio se encuentran inconsistencias que hablan de que el acueducto no resuelve la demanda, a futuro (del agua), con ese enorme gasto o inversión que se pretende hacer; que hay también inconsistencias  financieras que impactarán en las cuotas, porque la recuperación sería a largo plazo, y también marca inconsistencias sobre el análisis que se tiene de la fuente de abastecimiento y el deterioro que se le estaría causando”.

Con estos argumentos científicos y técnicos, el legislador se pronunció para que se detenga la construcción de la obra.