Ciudad de México, 17 de febrero.- La Confederación Nacional de Organizaciones Ganaderas (CNOG), respaldó la decisión del gobierno mexicano, a través del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica), de que el Servicio de Inspección Sanitaria de Plantas y Animales del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (APHIS-USDA, en inglés), reconsidere la decisión de reclasificar, sin revisión previa, el estatus zoosanitario en tuberculosis bovina (TB) y brucelosis a diversas regiones de México.

Dentro de las exportaciones del sector agroalimentario, el bovino es de los productos con más ventas al extranjero sólo después de la cerveza, el aguacate y el tomate, por lo que imponer trabas de su venta a Estados Unidos no sólo impactaría negativamente a la balanza comercial internacional, sino a los más de 800,000 productores pecuarios nacionales que se verían afectados por una distorsión artificial del mercado interno de este producto.

La CNOG desde que tuvo conocimiento de la decisión, sostuvo de inmediato reuniones de trabajo con las autoridades de Senasica y de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), con la que coincidió en que dicha decisión se tomó sin dar un espacio para un análisis técnico profundo, pues la medida que entraría en vigor a partir del 16 de abril de este año, deriva más de una decisión administrativa que de un análisis técnico zoosanitario.

No tiene sentido que se pudiesen argumentarse riesgos zoosanitarios cuando la exportación promedio anual del 2019-2020 fue de un 1,3000.000 mil cabezas y de todas ellas solamente un animal mexicano enviado a los Estados Unidos presentó un análisis positivo de Tb afirmó Oswaldo Cházaro Montalvo, presidente de la CNOG.

Consideró sumamente injusto el no valorar el enorme esfuerzo económico y logístico que han realizado los productores pecuarios y autoridades de cada una de estas zonas, habiendo sido previamente revisadas y autorizadas por el mismo USDA-APHIS.

Cházaro Montalvo, señaló que esta medida desalentaría el esfuerzo conjunto del gobierno federal, estatal, organismos auxiliares de salud animal, uniones ganaderas y productores pecuarios en general para seguir invirtiendo recursos y esfuerzos en mejorar cada día sus estatus sanitarios correspondientes.

Ante esta situación, los ganaderos mexicanos y autoridades del gobierno de la República acordaron realizar reuniones virtuales urgentes convocadas por la autoridad zoosanitaria federal con gobiernos estatales y uniones ganaderas regionales aludidas.

Asimismo, la CNOG destacó que buscará a su contraparte norteamericana, la National Cattlemen´s Beef Association, (NCBA), pidiendo su solidaridad y apoyo ante su autoridad federal para que reconsideren esta medida y que se respete un justo y equitativo intercambio comercial de productos pecuarios entre los dos países.

Finamente Cházaro Montalvo, dijo que se llegará hasta donde sea necesario para defender a los productores nacionales y sobre todo en ésta situación a los de las zonas aludidas en los estados de Baja California, Jalisco, Zacatecas, Chiapas, Guanajuato, Guerrero, Nayarit, Tabasco, Michoacán, San Luis Potosí y Estado de México. (Redacción MEXICAMPO).