El campo mexicano no se detiene y sus productores tampoco, y es gracias a los llamados Héroes de la Alimentación, que los granos continúan en producción en el agro y llegan a las mesas de las familias mexicanas para su alimentación.

En el caso del frijol, es producto que mucho más se consume en los platillos de la gastronomía mexicana, además de ser importante alimento altamente nutritivo, bajo en grasas, colesterol, y alto en fibra, en hidratos de carbono de lenta absorción, y proteínas.

México es el séptimo productor mundial de frijol, con 879,404 toneladas, es decir que cuatro de cada cien toneladas producidas de esta leguminosa en el mundo, tienen origen en tierra mexicana.

El productor oaxaqueño Rubén Ramírez cultiva maíz, café y frijol, y su cosecha es principalmente para consumo familiar. Este año, a pesar de la pandemia, pudo seguir con su labor, demostrando que el campo no se detiene.

Para seguir con el apoyando a los pequeños y medianos productores a que sigan cultivando a pesar de las adversidades, el organismo Seguridad Alimentaria Mexicana (Segalmex), sectorizado en la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), brindan en calidad de préstamo, 30 kilogramos de frijol por hectárea de cultivo a cada productor.

Esa cuantía se regresa en especie a los centros de acopio al momento de la cosecha, lo cual da certeza a los productores de seguir participando en el Programa de Precios de Garantía y demás programas federales de apoyo al agro.

Es fundamental garantizar el abasto de alimentos a México a través de los Héroes de la Alimentación, que día con día trabajan y se actualizan para poder cultivando. Como puntualiza el productor Rubén Ramírez “el campo sí produce, sabiéndolo trabajar”.

De esta forma, la tierra mexicana brinda seguridad alimentaria a toda la población. (Redacción MEXICAMPO).