21 julio, 2024

DE NORTE A SUR

Guillermo Correa Bárcenas

 

  • La desgracia de ser campesino y la miseria de la tierra
  • De nuevo los despojan trasnacionales

En el centenario del nacimiento de Juan Rulfo es imposible dejar de referirse al campo mexicano y a los campesinos que uno de los mejores escritores mexicanos retrató, principalmente en su libro El Llano en Llamas. Describe en 17 cuentos las desgracias del ser rural que se enmarcan dentro del llamado realismo mágico.

Estos relatos reflejan el fracaso de la Revolución Mexicana, si se le ve con el objetivo de ser justos con los que hacen producir la tierra y que en estos tiempos, como en los textos rulfianos, se encuentran igual o peor que antes.

Para muchos de los intelectuales de los años cincuenta, cuando escribió la obra, la revolución no había dejado resultados positivos, pues sus metas no se habían alcanzado o, peor aún, habían sido traicionadas.

La miseria es como un personaje más de cada uno de estos cuentos, siempre presente el hombre sin esperanzas, triste e incapaz de luchar por mejorar su situación.

El Llano en llamas es una crítica social que bien sería válida en la actualidad. La Revolución mexicana no resolvió gran cosa, los problemas agrarios no fueron resueltos. Los pocos que alcanzaron un pedazo de tierra hoy vuelven a sufrir el despojo por parte de empresas trasnacionales.

En un análisis de Jacobo Heras Cid a la obra de Rulfo, El Llano en llamas, destaca esta desdicha de la tierra que se transforma en miseria para las personas que viven de trabajarla. Es una especie de infierno terrenal en el que los hombres van perdiendo la esperanza y además las ganas de vivir y de luchar por algo mejor.

Demuestra la calidad de vida que tenían miles de personas en México durante aquellos años. Otro tema relevante es la crítica que se hace de la sociedad. Las personas no están contentas con el resultado de la Revolución Mexicana pues se inició con el objetivo de repartir las tierras y así crear un país más productivo que se fuera desarrollando. Sin embargo, eso no sucedió debido a las reformas agrarias del PRI.

Un aspecto bastante importante de Juan Rulfo y sobretodo de la literatura mexicana, señala Jacobo Heras en su análisis, es el gran apego que existe para hablar de la religión. México es un país católico con millones de creyentes, donde la religión juega un papel fundamental en la educación y en la cultura.

En El Llano en llamas podemos ver cómo Juan Rulfo critica esta característica del país al hablar de que ni siquiera la religión puede salvar a los hombres de su miseria y de sus problemas. Rulfo relata que los clérigos y demás representantes de la Iglesia niegan la ayuda a los campesinos y a las personas a pesar de que ellos viven en una posición privilegiada gracias a su nexo con el gobierno.

Y en el apartado de los temas centrales, encontramos que la única solución o situación a los problemas es la muerte acompañada de la violencia. En México la muerte es un tópico muy importante e incluso en algunas regiones es tomada como un santo más. Existen personas que la veneran y en El Llano en llamas parece ser la única salida

El México descrito en la obra de Rulfo es el de hoy. Con los mismos vicios pero con mayor intensidad, como es el caso de la corrupción y el burocratismo.

En el cuento que da título al libro, Jacobo Heras encontró que Pichón, el narrador, es el modelo del revolucionario. Podría ser considerado un reflejo del mexicano de esa época. Lo definiría, escribe el analista, como una persona que transita por la vida automáticamente, como si su destino ya estuviera escrito y solo tiene que mirar por la ventanilla y observar el viaje. No tiene control de su vida, otros lo manejan.

Busca un padre que lo guíe y que lo ayude en el camino. Se relacionaría con el pueblo mexicano, que siempre se ha caracterizado por esperar a que las personas que están en el poder le ayuden o le digan que hacer. Esta teoría se acrecienta sabiendo que la revolución fue algo que culminó recientemente.

Pronuncia en varias ocasiones el subjuntivo “hubiéramos”, en el que expresa que podía haber otra posibilidad que no se realizó ya que siempre acata lo que le ordenan. Nuevamente notamos que aunque sea un solo individuo, puede representar a gran parte de la sociedad ya que habla en plural. Como he dicho –sigue Heras– antes, en México la religión era algo muy importante, entonces muchas veces en lugar de realizar cosas, las personas dejan su futuro en manos de los santos en lugar de hacer el esfuerzo ellos mismos.

El gobierno es otra forma de contención de los mexicanos, si comienzan a movilizarse, los detiene inmediatamente. Gracias a todas aquellas veces en las que se pensó hacer algo más o algo diferente pero no se hizo, en México se comenta seguido la frase “el hubiera no existe” para acallar esos deseos de no haber hecho las cosas diferente.

Asimismo, Juan Rulfo explica muy bien cómo es que los mexicanos se esperanzan con muy poco, aunque el autor decide también aniquilar dichas esperanzas. Se muestra a una cultura que con muy poco se ilusiona y sueña, aunque todas las apuestas estén en su contra. El futuro por lo tanto es incierto, una pregunta abierta, prácticamente como el destino de todo el país (y no hablo de 1950, sino también de ahora) en el que unos cuantos tienen el poder y hacen con la nación lo que les plazca.

El hijo de “Pichón” lleva su mismo nombre, cosa que es prácticamente una tradición en México y demuestra lo que decía acerca del tiempo circular. No hay pasado ni futuro, “Pichón” y su hijo están destinados a vivir exactamente lo mismo. Miseria, problemas y violencia. Es un círculo vicioso y el autor lo representa jugando con los nombres de los personajes. Es una manera de decir que habrá “Pichones” por el resto de los tiempos. Se señala que pudo haber tenido una vida mejor al no ser un bandido o un asesino, no obstante, ese futuro es otro “hubiera” y no algo tangible.

La gran mayoría de los personajes cometen errores que los condenan al fracaso. Esto fortalece la teoría del tiempo circular. Y nuevamente entra la representación del país, que se autosabotea desde el siglo pasado. Se asume que si se hicieran las cosas bien, México podría mejorar en muchos aspectos, sin embargo la gente está contenta con la ley del mínimo esfuerzo y se equivocan casi a posta para seguir viviendo como mártires. El uso de la palabra “ahora” sirve para referirse a lo que sucedió antes y lo que sucede actualmente.

Jacobo Heras concluye: Personalmente me gustó volver a leer El Llano en llamas porque me trajo memorias muy buenas acerca de México, país en el que viví por mucho tiempo. Al mismo tiempo, despertó ese coraje interior de que las cosas funcionen de la misma manera que en el cuento aún 70 años después. Las anécdotas de personas mayores y ahora la forma de explicar la vida de los mexicanos que tiene Juan Rulfo hace que me pregunte el por qué no se puede avanzar y crecer cuando México tiene tantas cosas buenas. La vida en los pueblos es tal cual está descrita, lenta, con un futuro borrascoso y con personas que no reaccionan ante las injusticias ni aunque su vida se vaya en ello.

DESDE EL CENTRO

Otra vez protestan campesinos y toman la SAGARPA. Son del Comité de Defensa Ciudadana (CODECI) y llegaron de varios estados para pedir el pago y aprobación de proyectos productivos… José Calzada Rovirosa, titular de esa dependencia, inauguró ayer La Asamblea de la Confederación Nacional de Organizaciones Ganaderas y dijo que defenderá con firmeza a los productores mexicanos en los tratados y convenios internacionales e insistió en diversificar los mercados porque el 78 por ciento de lo que se exporta se va a Estados Unidos… Condenable el asesinato de Javier Valdés en Sinaloa y el ataque a siete periodistas en Guerrero… Reactivan críticas en todo el país a la Reforma Educativa con movilizaciones en el Día del Maestro…Tal parece que en el Estado de México la mayoría del magisterio se inclinará por Delfina Gómez, la candidata de MORENA al gobierno de la entidad… En Estados Unidos, Donald Trump reconoció la necesidad de la mano de obra de los migrantes en la agricultura y anuncia fortalecer programa de visas, aunque sigue la persecución de ilegales y su obsesión por el muro fronterizo.

[email protected]

 

About The Author