Este sábado 25 de marzo a las 8:30 pm hora local más de 10,400 monumentos y edificios emblemáticos de 7,000 ciudades de 170 países y territorios del mundo apagaron sus luces para celebrar la Hora del Planeta del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) y llamar a la acción frente al cambio climático.

La Hora del Planeta 2017 comenzó en Samoa, en el Pacífico Sur, a las 8:30 pm del sábado hora local. El movimiento recorrerá todo el mundo antes de concluir en las Islas Cook, también en el Pacífico Sur.

Desde la La Torre Eiffel (en París), el rascacielos Taipei 101 (Taiwán), el edificio de la Empire State (Nueva York), el Big Ben (Londres), la Acrópolis (Atenas), el Coliseo (Italia), la Alhambra (Granada), hasta el Kremlin y la Plaza Roja (Moscú), las Pirámides de Egipto (El Cairo), la Torre de Tokio y la Basílica de San Pedro (El Vaticano), miles de inmuebles apagarán sus luces una hora en representación de la voluntad de individuos, comunidades y organizaciones para encontrar soluciones a la mayor amenaza ambiental del planeta.

2017 marca el décimo aniversario de La Hora del Planeta, que inició en Sydney, Australia, en 2007 y es actualmente el mayor movimiento ambiental por el planeta.

En México participaron la Ciudad de México y municipios de Puebla, Veracruz, Quintana Roo, Guanajuato, Oaxaca, Campeche, Sonora, Baja California, Coahuila, Querétaro, Baja California Sur, Chihuahua, Nuevo León, Estado de México, Tabasco y Morelos.

En la Ciudad de México esta celebración fue encabezada por Jorge Rickards, Director General Interino de WWF México, y Tanya Müller García, Secretaria de Medio Ambiente de la capital del país. El evento tuvo lugar en el Ángel de la Independencia, donde se encendió una figura de un panda (el logotipo de WWF) con 1,100 veladoras y se llevó a cabo una proyección “cero emisiones” -cuya energía fue generada por bicicletas y celdas solares -de imágenes y cortos sobre medio ambiente, con la temática “el México que debemos conservar”.

Además de en el Ángel de la Independencia, se apagaron las luces del Monumento a la Revolución, la Diana Cazadora, el Altar a la Patria, Bellas Artes, Palacio Nacional, Catedral, Rectoría y Biblioteca de la UNAM, el Centro Cultural Universitario Tlatelolco y el Kiosco Morisco, entre otros.

En el marco de La Hora del Planeta y para ir más allá de apagar la luz durante 60 minutos WWF, en alianza con ICLEI – Gobiernos Locales por la Sustentabilidad, lanzó el 22 de marzo EI Desafío de Ciudades de la Hora del Planeta, una iniciativa para movilizar a las urbes del país a la transición hacia un futuro sustentable.

El Desafío de Ciudades convoca a gobiernos locales a suscribir planes, proyectos y acciones contra el cambio climático, así como inventarios de Gases de Efecto Invernadero y metas de mitigación y adaptación, con énfasis en políticas de movilidad urbana sustentable. En 2018 un jurado internacional determinará cuáles son las ciudades con los planes más ambiciosos e inspiradores y elegirá a la Capital Nacional y a la Capital Global de la Hora del Planeta.

Actualmente 54% de la población mundial vive en ciudades, y de acuerdo a proyecciones de la ONU, la urbanización continua aumentará esta cantidad a 70% para 2050. Las grandes urbes son responsables de más del 70% de las emisiones globales de CO2. Por ello es prioritario realizar acciones encaminadas a mejorar la forma en que producimos y utilizamos la energía, a través, por ejemplo, de la co-generación de energía a partir de fuentes renovables y soluciones de transporte.

De esta forma, como muestra de su adhesión a la iniciativa, por la CDMX participó la Secretaria de Medio Ambiente, Tanya Müller García, con la premisa de reconocer que pequeñas acciones son las que permitirán cambios sustanciales en materia ambiental.

El cambio climático

  • · El clima del planeta está cambiando a una tasa jamás registrada, principalmente por la quema de combustibles fósiles que producen Gases de Efecto Invernadero (GEI).
  • · Entre los impactos asociados al cambio climático están la mayor frecuencia e intensidad de eventos extremos (lluvias, sequías, ciclones tropicales) con consecuencias en la disponibilidad de agua, infraestructura, viviendas y cosechas, el aumento del nivel del mar, la propagación de enfermedades transmitidas por vectores y la aparición de plagas.
  • · Nuestra riqueza natural también está amenazada por el cambio climático: es el caso de los bosques, con el aumento de incendios y las plagas; los arrecifes de coral debido a una mayor acidez en los océanos; y especies como la ballena gris, que están cambiando su distribución geográfica.
  • · México es altamente vulnerable al cambio climático debido a su ubicación entre dos mares, su orografía, y a que casi la mitad de la población vive en situación de pobreza.
  • · En la Conferencia de las Partes (COP21) en París en diciembre de 2015 se llegó a un nuevo acuerdo global sobre el clima, en el que más de 190 países se comprometieron a mantener el aumento de la temperatura global en menos de 2°C al reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, con 1.5 °C como el objetivo deseable.

Acerca de WWF
WWF es una de las organizaciones independientes de conservación más grandes y con mayor experiencia en el mundo. WWF nació en 1961 y es conocida por el símbolo del panda. Cuenta con una red mundial que trabaja en más de 100 países. Para mayor información: www.wwf.org.mx, http://desafiodeciudades.mx y www.panda.org