Alrededor de las 20:30 horas de ayer sábado, la Ciudad de México se unió a la Hora del Planeta, al quedar apagadas las luces de 87 edificios y espacios públicos emblemáticos,  69 de los cuales albergan oficinas del gobierno capitalino, además de que algunos de sus habitantes optaron por apagar las luces no necesarias de sus hogares.

La Hora del Planeta, es una iniciativa global en defensa del medio ambiente, organizada por  la World Wide Found (WWF), que exhorta a todos los gobiernos y habitantes del planeta a apagar todos sus aparatos eléctricos durante una hora, Este sábado la iniciativa que nació en Australia celebró su décimo aniversario.    

De esta forma en la capital mexicana quedaron a obscuras 24 monumentos y edificios como: El Angel de la Independencia, La Diana Cazadora, El Altar a la Patria, el Hemiciclo a Juárez,  los palacios de Bellas Artes y  Nacional, la Catedral Metropolitana, la Rectoría y Biblioteca Central de la UNAM, la Zona Arqueológica de Tlatelolco y el Kiosco Morisco; así como, 10 jefaturas delegacionales, y ocho hoteles, que  apagaron sus luces entre las 20:30 y 21:30 horas de este sábado, en el marco de la iniciativa La Hora del Planeta.

La iniciativa que busca sensibilizar sobre el cambio climático a ciudadanos, organizaciones, empresas y  autoridades públicas a ser más eficientes en el uso de la electricidad y promover el empleo de energías renovables, ya que al reducir las emisiones, disminuyen los efectos negativos en el hombre,  la flora,  fauna y medio ambiente.

La Hora del Planeta a la que se unen más de 178 países,  es una contribución a la reducción del calentamiento global de manera eficiente, para aplicar medidas de ahorro de energía en el día a día. En esta décima edición también apagarán las luces de más de 10 mil 400 monumentos icónicos del mundo como el Empire State, la Torre Eiffel, la Casa de la Ópera, entre otros.