Esta actividad puede ser motor del desarrollo regional y nacional, no sólo durante la temporada de Cuaresma, sino de manera permanente, aseveró el diputado Ariel Juárez Rodríguez.

El integrante de la Comisión de Pesca informó que presentó un Punto de Acuerdo para que el Instituto Nacional de Pesca lleve a cabo investigaciones para mejorar la selectividad del crustáceo.

La pesca de camarón en mar abierto no sólo genera fuertes divisas para México, sino también es el sustento de miles de familias de varias zonas costeras de nuestro país, por lo que se requieren acciones orientadas para extraer la cantidad máxima de la especie, pero al mismo tiempo que sea una actividad sustentable, que no deteriore el crustáceo ni su ecosistema, manifestó el diputado Ariel Juárez Rodríguez.

En entrevista, señaló que la pesca de camarón es sumamente importante para México, pero no sólo por el incremento en la comercialización de este producto durante la temporada de Cuaresma –que abarca 46 días–, sino porque puede ser motor de desarrollo regional y nacional, con fuerte carga social.

El integrante del Grupo Parlamentario de Morena dio a conocer que presentó un Punto de Acuerdo con el fin de que el Instituto Nacional de Pesca (INP) lleve a cabo investigaciones para mejorar la selectividad de los camarones, de acuerdo con sus características.

“También para que realice los estudios necesarios para determinar si la cantidad de embarcaciones camaroneras de alta mar es la adecuada, de tal manera que se favorezca la sostenibilidad de las capturas de camarón”, agregó.

Señaló que derivado de las conclusiones de esas investigaciones, se buscará que la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA) determine el número de embarcaciones que participan en la pesquería de camarón en alta mar, para garantizar la sostenibilidad e implementar un programa de retiro voluntario de las flotas.

“Aunado a estas acciones, SAGARPA –a través del Comité Consultivo Nacional de Normalización Agroalimentaria y del Subcomité de Pesca Responsable– debe convocar al Grupo de Trabajo Técnico Número 1, Pesquería de Camarón, para que de ser pertinente se hagan las modificaciones a la Norma Oficial Mexicana en la materia y ordenar el aprovechamiento de las especies de camarón en aguas de jurisdicción federal del país”.

El también integrante de la Comisión de Pesca de la Cámara de Diputados externó que el interés sobre la pesca de este crustáceo surgió por la inquietud de pescadores de alta mar, miembros de más de 80 sociedades cooperativas, debido a la disminución de la población de camarón.

Juárez Rodríguez apuntó que esa situación es consecuencia de que los pescadores realizan su actividad de manera empírica y no hay un control en las cantidades que se extraen del mar, lo que ha llevado a la sobreexplotación de la especie.

“El que los interesados nos adviertan de afectaciones en los recursos pesqueros y el riesgo de deterioro de las poblaciones que capturan, debe de ponernos en alerta. Ante ello, el Instituto Nacional de Pesca debería realizar investigaciones sobre los equipos de pesca de arrastre y el número de embarcaciones que operan en mar abierto”, concluyó.