• Pedirán al Gobierno Federal la firma de un acuerdo migratorio con Estados Unidos.

En el marco de la celebración del Día Internacional de la Mujer, más de 10 mil mujeres integrantes del Frente Auténtico del Campo (FAC) marcharan mañana para solicitar  al gobierno federal,  la firma de un acuerdo migratorio que proteja a las 5.5 millones de mujeres migrantes que laboran en los Estados Unidos, a fin de garantizar el respeto de sus derechos más elementales ante la política racista del presidente de esa nación Donald Trump.

Al dar a conocer las actividades que realizarán este miércoles 8 de marzo, Yuri Uribe del Movimiento Social por la Tierra  (MST), Martha Macedo de la Unión de Trabajadores Agrícolas (UNTA), Elia Amador de la  a Coalición de Organizaciones Democráticas Urbanas y Campesinas (CODUC) y Victoria Bautista, de la Central Independiente de Obreros Agrícolas y Campesinos (CIOAC), manifestaron que las mujeres rurales siguen siendo discriminadas de las políticas publicas que impulsa la actual administración federal a través de sus instituciones.

En conferencia de prensa, denunciaron que actualmente unas 12 millones de campesinas viven en condiciones de desventaja socioeconómica, lo que ha feminizado la pobreza en el campo y ha llevado a una expulsión creciente de mujeres de sus comunidades, para irse a trabajar a EU para satisfacer sus necesidades más elementales y acceder a una vida mejor. «Antes se iban a alcanzar al marido o a la familia, hoy buscan mejorar sus condiciones de vida», aseguró  Yuri Uribe.

Al dar a conocer pormenores de la concentración, Martha Macedo de la UNTA  informó que alrededor de las 8:00 de la mañana celebraran un acto cívico en el Monumento a la Madre de la Ciudad de México, para posteriormente iniciar la marcha con rumbo a la Secretaría de Relaciones Exteriores, donde tienen previsto entregar un documento para que el gobierno mexicano adopte una actitud firme y le exija al gobierno norteamericano el respeto a los derechos de las migrantes

Y agregó: «Las mujeres migrantes son un motor importante para el desarrollo de la economía del país vecino, pues no sólo trabajan en actividades agrícolas sino en el la industria y servicios, es por ello  que propondremos la firma de un acuerdo migratorio que salvaguarde la integridad de nuestras connacionales”.

Martha Macedo expuso que, a 117 años de haberse proclamado el Día Internacional de la Mujer, las campesinas de México siguen reclamando el respeto pleno a sus derechos y una verdadera política pública, con enfoque de género, que promueva su potencial productivo. Reclamó que programas destinados a la mujer como el Promete, derivado de la movilización campesina de 2003,  están ahora en un esquema llamado “El campo en tus manos”, que tiene evidentes fines electorales.

Por su parte Elia Amador de la CODUC expresó que es urgente que el gobierno federal impulse políticas públicas  que tomen en cuenta a la mujer campesina y ofrezca oportunidades a las migrantes para que retornen a su país y garanticen las condiciones de seguridad social, educación, salud y trabajo.

Subrayó que el éxodo de  millones de mujeres del campo hacia las grandes ciudades y hacia Estados Unidos no es nuevo pero que se agudizó con la aplicación del modelo económico neoliberal, ya agotado, que despojó al campo de su riqueza y ha acentuado la iniquidad y la pobreza. Ante la probable renegociación del capítulo agropecuario del TLC dijo que la opción es diversificar los mercados e impulsar una política de sustitución de importaciones que lleve a la recuperación de la soberanía alimentaria.

En su oportunidad, Victoria Bautista indicó que las campesinas no tienen nada que festejar el 8 de marzo, por lo que será una jornada para reclamarle al gobierno que las mujeres se van de sus comunidades por la falta de productividad y rentabilidad de la tierra; de apoyos para los pequeños productores, la falta de empleos bien remunerados y de oportunidades para su desarrollo económico y social.

Las dirigentes del FAC dieron a conocer que, una vez concluido el evento en el Monumento a la Madre, marcharán a varias dependencias para proponer la instalación de mesas de trabajo en las que se avance en la atención de sus demandas.