Mazatlán, Sin., 27 de julio.- Considerado como todo un éxito el nacimiento de las primeras crías de búfalos, que llegaron al país ya preñadas en diciembre del 2021, ya que con esta actividad, se generarán empleos adicionales, a través de su cuidado y la explotación.

Las primeras crías nacieron en Baja California Sur, donde arribaron 63 ejemplares por el puerto de Pichilingue, ya preñadas, además de machos y juveniles, procedentes de Nayarit, con destino al rancho San Agustín, municipio de Los Cabos, informó Ismael coronel, presidente de la Asociación Mexicana de Criadores de Búfalo (AMEXBU).

Anunció que en el municipio de Mazatlán, Sinaloa, nacieron también otras crías de búfalas que llegaron en diciembre del 202-

Para el desarrollo de esta especie, se tiene la posibilidad de ofrecer cursos de capacitación en temas de aprovechamiento de la leche, a través de la elaboración de quesos, yogurt y otros productos; la ventaja que tiene la leche de búfala es que contiene más grasa, con respecto a la bovina, por lo que para la producción de queso se utilizan de 4 a 5 litros, mientras que de bovino, es de 9 a 10 litros; además también se explotarán la carne y la piel.

Destacó la participación de personal del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria, (Senasica), cuyo director en Jefe es Javier Trujillo Arriaga, así como de las autoridades estatales para que se estableciera esta actividad en la entidad.

Ismael Coronel, resaltó el interés por introducir esta especie en Sinaloa, después de un minucioso estudio que se hizo sobre las posibilidades de que fuera todo un negocio para el sector ganadero, en especial el menos desarrollado.

El proyecto, dijo empezó a dar los primeros frutos, después haber pasado todos los trámites necesarios sanitarios y de siete meses de su llegada a la entidad el pasado 30 de diciembre, con una adaptación favorable a las condiciones del semidesierto que presentan algunas regiones de la entidad.

Comentó que por sus características organolépticas la crianza de búfalo es muy accesible, ya que no requiere de grandes cuidados, consumen los pastos que no son aptos para los bovinos, además, son más resistentes a la sequía y se adaptan fácilmente a las condiciones de clima y suelo adversos.

Coronel destacó que la producción de búfalo se considera orgánica, ya que el alimento se basa completamente en pasto natural, y para no devastar al entorno se rota a los animales de forma periódica, lo cual contribuye a ejecutar prácticas más sostenibles.

Es la primera vez que se introduce a la entidad el búfalo de agua, con fines de explotación pecuaria y una alternativa de actividad económica para las mujeres y hombres que buscan mejor ingreso.

Destacó que no se tienen que hacer grandes inversiones en su explotación, sin embargo, “esto no quiere decir que no se deban de tener cuidados, pero, pero son mucho más resistentes”, agregó.

Además, explicó se empiezan a abrir canales de comercialización para esta especie a nivel nacional, donde son aprovechados la carne, leche y piel, por lo que hay una alternativa para los pequeños ganaderos de la entidad. (Redacción MEXICAMPO).