DE NORTE A SUR

Guilermo Correa Bárcenas

Apenas en febrero pasado, Carlos Aceves del Olmo asumió a los 77 años la presidencia del Congreso del Trabajo, organismo que con 40 organizaciones integrantes se ha consolidado como el máximo representante del sindicalismo oficial a través de líderes que, más o menos, corresponden a la misma edad del también senador y dirigente de la Confederación de Trabajadores de México (CTM) máximo ejemplo del llamado charrismo sindical, que tan malas cuentas ha dado desde que existe el viejo PRI a los trabajadores del país. Su servilismo, nada extraño en el discípulo de Fidel Velázquez, Leonardo (La Güera) Rodríguez Alcaine y Joaquín Gamboa Pascoe, quedó de manifiesto este Primero de Mayo cuando sólo encabezó por unos minutos el mitin realizado en el Zócalo capitalino para irse de inmediato a la residencia de los Pinos.

Y es que para conmemorar el Día del Trabajo el gobierno siempre necesitará de una representación sindical aunque en el fondo no sea precisamente de los trabajadores sino en su contra, lo que bien puede confirmarse con la triste y dramática realidad de los trabajadores en México, misma que ha sido estudiado por años en los ámbitos universitarios y otros grupos especializados. Descripción que contrasta diametralmente con la del Gobierno Federal que presume de una creación histórica de fuentes de trabajo, confianza de inversionistas, crecimiento de exportaciones, de mayores oportunidades y mejores condiciones de trabajo, que la mayoría de la clase trabajadora se ha de preguntar ¿Y dónde está todo eso o a que parte hay que ir?  Cifras ofrecidas por el presidente Enrique Peña Nieto indican que el PIB ha crecido 2.5 por ciento al año y que las exportaciones lo hicieron 11 por ciento, hecho sin precedente. Por si fuera poco, prometió que al final del sexenio habrá 20 millones de empleos, 3.8 millones más de los que existían al recibir la administración, que ya se superan los 19 millones registrados en el IMSS. Mejor pagados, además, pues, aseguró el salario ha crecido 3.6 por ciento en términos reales. El poder de compra se ha recuperado casi un 13 por ciento, sostuvo. Logros semejantes, refirió en materia de vivienda para los trabajadores a través de créditos del Infonavit y el Fovissste.

Pero otra visión es la que tiene el Centro Multidisciplinario de la UNAM, con sede en la Facultad de Economía, ya que en su más reciente análisis demuestran hasta con gráficas que desde hace décadas los salarios alcanzan para menos. Y es que se quita la comida de las familias trabajadoras para engordar los bolsillos de empresarios, acreedores y gobierno. Basta visitar mercados populares, tianguis y supermercados para constatar la difícil situación. Los economistas universitarios dicen que desde los años 80 se da una impresionante caída del poder adquisitivo, lo que obliga a trabajar más horas, conseguir otro empleo o incorporarse con el mayor número de familiares que se pueda a la informalidad. El reporte que da cuenta de la evolución de los precios desde 1987, concluye que hasta el 16 de octubre del año pasado la Canasta Alimentaria Recomendable costaba 218.06 pesos diarios cuando el salario mínimo estaba en 73.04 pesos. Ahora, cierto, rebasa los 80 pesos, y la carestía se ha incrementado con los aumentos registrados en diciembre y con los gasolinazos. La referida canasta comprende 40 alimentos para satisfacer la demanda de 4 personas por familia y no incluye los gastos de preparación de la comida que requiere de gas, también encarecido ni el pago de vivienda, transporte, vestido, calzado y demás que la Constitución establece que deben contener el minisalario, hecho que afecta a por lo menos 36 millones de mexicanos. Conclusión: no hay recuperación del poder adquisitivo, sino  lo contrario y es del 11.11 por ciento en los que va del sexenio.

En cuanto al empleo en México, no hace mucho que el entonces rector de la UNAM y hoy flamante secretario de Salud, José Narro, ubicaba a 7 millones de ninis, esto es, jóvenes que ni trabajan ni estudian. La propia Organización Internacional del Trabajo (OIT) adelanta que en este año habrá desaceleración en México  que, por lo tanto, el país seguirá con 2.4 millones de desempleados y que si la tasa de desocupados fue de 4.1 en 2016, durante el presente podría bajar a 4 por ciento, lo que es casi nada. Según el  INEGI, en enero la tasa fue del 3.6 por ciento, que bajó, pero al mismo tiempo creció la informalidad, la de los que trabajan por su cuenta, que en el mismo mes fue de 52.7 por ciento de la población económicamente activa, más de la mitad, que labora sin ninguna prestación social.

En fin, el auto denominado sindicalismo independiente también marchó ayer bajo las banderas de la Unión Nacional de Trabajadores (UNT) que conformaron hace años el Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana (STRM) y el STUNAM, entre otros. El primero es dirigido por Francisco Hernández Juárez, quien desde 1976 se reelige en el cargo, o sea más de 40 años. El gremio universitario lo encabeza Agustín Rodríguez, que suma ya 23 años y en estos días va por otra reelección. En los actos conmemorativos no faltó el sindicalismo radical, el del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) y la Coordinadora Nacional de la Educación (CNTE). Nada nuevo bajo el sol, pues con ellos y otros sindicatos los discursos son los mismos ante la cada vez peor realidad de los trabajadores del país que, a manera de ejemplo con los jornaleros agrícolas, han vuelto a la explotación que prevalecía hace 100 años en México.

DESDE EL CENTRO

Hasta de 10.8 por ciento fue el aumento salarial decretado por Evo Morales en Bolivia con motivo del Día del Trabajo que se recordó con protestas en otras partes del mundo… El Movimiento Social por la Tierra denunció que en la madrugada del sábado 29 de abril fue agredida su dirigente nacional Yury Zareth Uribe Montero. Los hechos ocurrieron al término de la Jornada Nacional de Movilización, impulsada por el Frente Auténtico del Campo los días 26, 27 y 28 de abril, al volver de la ciudad de México y dirigirse a su domicilio en la comunidad de Pedro María Anaya en Tepetitlán Hidalgo. Francisco Chew Plascencia condenó los hechos contra la luchadora agraria y ambiental… Pronto habrá reparto de utilidades y el clásico chanchullo de los empresarios. 2 DE MAYO DE 2017

[email protected]