El recorte al presupuesto que anunció la Secretaria de Hacienda y Crédito Público para el 2017,  y que será de 175 mil millones de pesos, tendrá efectos negativos en seis de los nueve programas prioritarios de la SAGARPA, una de las dependencias  más afectada, al disminuir en un 9.8 por ciento sus recursos,  informó el diputado perredista Felipe Reyes Alvarez.

En entrevista, el legislador del PRD precisó que para la Secretaria de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación dicho recorte presupuestal será de 5 mil 281 millones de pesos.

Reyes Álvarez indicó que para el próximo año, se le quitará el 47.7 por ciento de recursos al Programa de Apoyos a Pequeños Productores, mismo al que en este año se le asignaron 6 mil 160 millones de pesos y para el 2017 se le prevé destinar 3 mil 279 millones de pesos.

Por lo tanto, significa que productores rurales y pesqueros de todo el territorio mexicano se verán afectados, principalmente los apoyos disminuirán casi en un 50 por ciento, lo que provocará que sea menor la productividad económica en esos sectores, que son de gran importancia para la economía del país.

Asimismo, Felipe Reyes recordó que los recortes a otros programas son los siguientes, a Sanidad e Inocuidad Agroalimentaria un 20 por ciento; Fomento a la Productividad Pesquera un 19.2 por ciento; Productividad Rural 9.6 por ciento, entre otras.

Luego del anuncio que hizo la Secretaría de Hacienda, el pasado viernes primero de abril, los recortes mencionados serían de entre 100 millones de pesos hasta mil millones de pesos, según lo que se le destina a cada uno de los seis programas referidos.

Por su parte, Felipe Reyes Álvarez, quien es Secretario de la Comisión de Agricultura y Sistema de Riego, continuará impulsando reuniones con Sagarpa y Hacienda para que se actué en favor de la creación de alternativas viables ante ese recorte presupuestal, o en su caso para que éste en el 2017 no sea una realidad.

Finalmente, en la entrevista radiofónica, el legislador de origen oaxaqueño, dio a conocer que seguirá impulsando políticas públicas que beneficien a los sectores agrícolas y pecuarios del país, principalmente al campo, procurando siempre que se den medidas que garanticen el cultivo, fortalecimiento y comercialización de sus producciones.