Ciudad de México, 23 de diciembre.- De acuerdo al gobierno federal como prioridad para consolidar la política ambiental integral e incluyente decidió que las atribuciones y funciones del Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático (INECC), así como su personal formarán parte de la estructura de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

Asimismo, se informó que el Instituto Mexicano de Tecnología del Agua (IMTA), se incorporará a la Comisión Nacional del Agua (Conagua), según ello “conciliando el desarrollo económico y la convivencia con la naturaleza siempre en apego al respeto de la diversidad cultural de nuestro país”.

La Semarnat, agregó que resulta necesario continuar la transformación y el fortalecimiento de las dependencias con alternativas que implican reformas administrativas profundas para utilizar los recursos públicos en objetivos claros, evitar la duplicidad de funciones y cerrar espacios a la corrupción, y así avanzar hacia la eficacia, legitimidad y eficiencia de la administración pública federal.

Se realizó, dijo “un análisis minucioso de su estructura interna y la de sus órganos desconcentrados y descentralizados, identificando la complementariedad de responsabilidades entre la Semarnat y el o INECC.

“Se reconoció la falta de vinculación y coordinación entre las políticas públicas establecidas y las acciones diseñadas para su implementación”.

Por lo anterior, se ha emprendido una reforma administrativa en la que las atribuciones y personal del INECC pasarán a formar parte de esta secretaría, y en el caso del IMTA y sus colaboradores se sumarán a la estructura de la Conagua.

Con ello, se agrupan los esfuerzos, se consolida el conocimiento y se fortalecen las actividades encomendadas.

En ambos casos, se respetarán los derechos laborales de los trabajadores, y las oficinas, laboratorios y demás instalaciones de estos organismos no tendrán cambio alguno.

Para la Semarnat, es necesario que los estudios, las ideas, los planteamientos y las investigaciones que se realizan, tengan un impacto directo en la implementación de políticas en beneficio de las y los mexicanos.

“Se avanza firmemente en la defensa de la naturaleza, la vida y el territorio, por ello reivindicamos la puesta en marcha de acciones climáticas reales a nivel territorial que nos permitan avanzar en la reducción de emisiones de efecto invernadero, en la generación y uso de energía, en el transporte, la agricultura, en el resguardo de los bosques y las selvas, en los procesos industriales y en la reducción de residuos, al tiempo que se construye una adecuada conservación y aprovechamiento de recursos hídricos, pesca, acuacultura, ecosistemas y biodiversidad”.

México ha suscrito acuerdos internacionales y su cumplimiento es tarea clave, por ello se continuará con el cuidado del territorio y sus bienes naturales para garantizar que las generaciones futuras puedan recibir esta herencia. (Redacción MEXICAMPO).